RSS

Archivos Mensuales: junio 2017

La lengua de las mariposas

Hace un par de días vi un video que empezaba con un pequeño fragmento de “La lengua de las mariposas”. Es una película que todo el mundo debe ver, especialmente piensa dedicarse a la educación o está interesado en el asunto. La vi el año pasado para hacer un trabajo para Historia Social de la Educación. Lo cierto es que me encantó la película de José Luis Cuerda, que a su vez está basada en un libro de relatos de Manuel Rivas titulado “¿Qué me quieres, amor?”.

Cuenta la historia de un profesor, que por encima de todo ama su trabajo y a sus chicos y de la familia de uno de ellos. Don Gregorio es ese maestro bueno, que todos conocemos y hemos tenido alguna vez. Una persona amable, atento y muy entrañable que tiene una gran dedicación a sus alumnos y a la escuela con un gran compromiso con la comunidad educativa del pueblo. Es la imagen de la vocación que intenta inculcar el amor a la naturaleza, los libros y la poesía. Es un hombre liberal y republicano que cree realmente que el arma para llegar a la libertad es la enseñanza, la cultura y la educación de sus alumnos.

El relato está ambientado en 1936, cuando la república democrática está a punto de terminar debido al alzamiento. La película avanza y la relación entre alumno y maestro se estrecha y traspasa la escuela. En uno de estos momentos donde el maestro le dice: “Los libros son como un hogar, en los libros podemos refugiar nuestros sueños, para que no se mueran de frío.” Como agradecimiento del padre, que es sastre, le hace un traje a Don Gregorio, y en esa misma escena, entre alfileres le confiesa a su mujer: “Los maestros no ganan lo que tendrían que ganar, ellos son las luces de la república”. Y es que, si algo tuvo realmente bueno durante esta etapa, fue esa apuesta por la educación pública.

Todo tiene un final y a Don Gregorio le llega el momento de la jubilación. El alcalde del pueblo le hace una fiesta de despedida en su honor. La gente del pueblo se congrega para homenajearlo y agradecerle. Este es uno de los momentos más bonitos de la película. El maestro lee una cita y añade unas palabras: “Si le cortan las alas, ira a nado. Si le cortan las patas se impulsará con el pico… ese viaje, es su razón de ser. En el otoño de mi vida, yo debería ser un escéptico y en cierto modo lo soy. El lobo nunca dormirá en la misma cama con el cordero. Pero de algo estoy seguro…Si conseguimos que una generación, una sola generación, crezca libre en España, ya nadie les podrá arrancar nunca la libertad. Nadie les podrá robar ese tesoro.” Después de este discurso la ovación es general.

Poco a poco nos acercamos al final, que se precipita rápidamente. En la Coruña se levantan los militares. En ese momento, la familia del pequeño empieza a tirar todo tipo de carnets u objetos que guarden cualquier relación con la república o con cualquier tipo de ideología progresista y democrática. La madre coge a Moncho y le advierte sobre que él no debía decir nada sobre el traje que su padre le había hecho al maestro.

Al día siguiente llegan las tropas y ocupan el ayuntamiento. La escena final muestra cómo van sacando a los republicanos, delante de todo el pueblo y se los llevan en una camioneta para fusilarlos. La escena final es realmente demoledora. Van saliendo y sus vecinos les insultan, para intentar demostrar que ellos están con el golpe militar y que no son republicanos. Pero cuando sale Don Gregorio por la puerta y se encamina a la camioneta ante el pasillo humano del pueblo, es realmente duro. Los padres que tanto lo admirar, terminaron insultándole para justificar su posición ante los golpistas he incitan al niño a hacer lo mismo, que finalmente accede.

Tristemente a mucha gente lo toco hacer esto, por pura supervivencia. Donde se juzgaba a la gente por sus ideas y no por cómo eran como personas y el posicionarte de un lado o de otro de la trinchera (ideológica), según la circunstancia, te salvaba la vida. El hecho de que se lleven a Don Gregorio a esa matanza, delante de todo el pueblo, ejemplifica el triunfo de la opresión y el final de la libertad. La derrota de lo racional. Sin entrar a valorar las matanzas que ambos bandos acometieron, en el frente y en la retaguardia, al enemigo de turno, ya que mucha gente, según en dónde les pilló de ese bando debían ser.

Esta historia, tan triste y gris, es historia de aquel intento de la república de utilizar la educación como arma del pueblo y no como arma política. Aquella Institución Libre de Enseñanza y la libertad de cátedra… pedagogos, investigadores, filósofos y literatos, entre ellos, Santiago Ramón y Cajal, Miguel de Unamuno, María Montessori, León Tolstoi, H. G. Wells, Juan Ramón Jiménez, Gabriela Mistral, Benito Pérez Galdós, Emilia Pardo Bazán, Azorín… Fue una vez más una ocasión perdida en nuestra historia. Otra más. Que por causas que no vienen a cuento, se fue a la mierda. Literalmente.

Pese a todo, es una película que transmite un mensaje muy positivo sobre la educación y la escuela y esa relación alumno−maestro. Alguien que estimula el amor por el aprendizaje y por apelar al espíritu crítico como guía y analgésico para la vida. Ese profesor de noble corazón, bien formado, leído, profesional y sin marcas ideológicas. Que, aunque tenga sus propias ideas, sea capaz de dejar a los chicos fuera de esas ideas. Que sepa convertir a sus alumnos en ciudadanos críticos y lucidos, que les de capacidad de debate y de análisis. Que los vaya llevando hacia terrenos intelectualmente intensos. En ese territorio estamos más cerca que de todo, pero sobre todo el futuro, merezca la pena.

 

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 22 junio, 2017 en Sin categoría

 

Segundas partes nunca fueron buenas…

Letra “23F Segundas Partes nunca fueron buenas – Nega”.

Nega de los Chickos del Maíz para La Tuerka
Segundas partes nunca fueron buenas
Sino pregúntenle a Suarez… y recuerda
Vivimos en tiempos de alzhéimer colectivo
Amnesia colectiva

Escucha atentamente compa
Resulta más que evidente
Que Don Juan Carlos estaba al corriente del 23 F
Ese consenso blindado no cuela
Como Rosa Díez en la complutense

Debate inexistente pseudodemocracia
La transición una falacia somos reacias
A la historia oficial que construyeron
Los que luego fundaron el GAL
Oligarquía criminal ¿Que esperabais nenes?
Si la OTAN financio el congreso de Suresnes

Lo dicen los papeles el golpe se diseñó en despachos
No en cuarteles, Tejero un pelele marioneta
Sin cautela dirigida por control remoto
Desde la Zarzuela que tutela la operación embustera
El verdadero motivo fue el avance de la clase obrera

Soy el Nega, para muchos la esperanza
para otra solo un polvo una venganza
Y la historia se estanca se bloquea
La transición nuestra propia cita blanca
La sociedad de consumo, la movida madrileña
Una cortina de humo diseñada por el poder
Y la izquierda divina, los que acusan a Cuba
Si, con lengua sibilina.

Lo siento niña, soy un macarra
Intereconomía y la Cope me llamaron proetarra
A veces me subo a la parra con mi paranoia
Y se me queda el careto de Leire Pagín en los Goya

Flipo con la memoria selectiva
Este país sufre de amnesia colectiva
Al borde del precipicio no quiero ser español
Quiero se egipcio, a veces la cago la picio
Pero a tu novia la progre no le importa
Porque estoy de vicio

Lo de siempre ya lo creo
Expresidentes bufones vetan a Monedero
Iñigo Errejón Billy el niño pistolero
Cada intervención un argumento certero
El presentador, tiene sus cosas
Corbata roja mirada libidinosa

Y no, no, ya no hay más escusas
Tengo a Cospedal aquí detrás quitándose la blusa
Dice que le dé duro, que le estire del pelo
Que oyente de la COPE no pasa del misionero
La incorreción por bandera
Compañeros, compañeras… a por la tercera
Saldrán los tanques a la calle
Tras la publicación de pasión de talibanes.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 15 junio, 2017 en Sin categoría