RSS

Archivo de la categoría: Sin categoría

Sao Paulo

Letra Chikos del Maíz – Sao Paulo.

Mientras destruyen a la gente para que tú puedas seguir trabajando
Trabajando en una ciudad que no tiene agallas para defender nada que no sea un maldito dólar
Te estoy diciendo que las personas, las personas son más importantes que una caza de brujas
Tú y yo, no las causas ni los principios
Hubbell, las personas son sus principios

Desaparezcamos, huyamos mas allá del mar
Sin miedo a regresar o a no volver jamás
Sin miedos ni complejos ni maletas
Sin egos ni etiquetas, ni ruegos ni respuestas
¿Recuerdas? Tu eras mi patria entera
Mis principios, mi bandera, mi trinchera
Donde combatir nuestros demonios
Y defender la soberanía de este dormitorio
Coño, bebámonos el odio
Seamos imperfectos, seamos malas hierbas
Que si te encuentro gritaré a viva voz
Que prefiero no volverte a ver y ganar la guerra
Lo sé, tu también lo prefieres
Hallar nuevos placeres en combatir a quien te hiere
Y derrotar juntas al enemigo
Comparte este fusil conmigo, mañana fluidos
Ya mañana otra copa de vino
Sin destino, borracho nadando en tu ombligo
Testigos de que no hay domingos aburridos
La rutina la rompimos con risas y mimos
Y aquí seguimos creyéndonos inmortales
Sin temor alguno de que la llama se apague
Y aunque el triunfo tarde como el de Juan Gris
Triunfaremos al fin como la 9 en Paris, si

Desejo proibido, palpita meu centro
Se fica gostoso,vai embora tocar o céu
Misturar loucura e fazer cafuné…
Não há só um jeito Bom para amar…

Soñé que te soñaba
Te besaba y te desnudaba
Surcábamos el cosmos como estela plateada
No se puede doblar, no existe, no hay cuchara
Es demasiado tarde para regresar
Así que vamos a bailar, vamos a soñar
Retozar en el lodo, pico y pala hasta que grites
Vamos a follar, vamos a sudar
Voy a hacerte de todo, de todo lo que me permitas
Dámelo duro, ponte a cuatro patas
Hazme de todo, ponme a prueba
Queremos expropiaciones inmediatas
No queremos mas parches en la rueda
Quiero morir en tu cueva
Muérdeme, escúpeme en la cara
En el sofá y en la mesa de la cocina
Que le jodan al Amazon, que le jodan al Zara
Solo creo en ti y en la guillotina
La playa desierta, aguas cristalinas
Quiéreme como quieres al clima
No le gusta la gasolina
Porque provoca guerras preventivas
Porque contamina
Latex y purpurina, me dijo un viejo
Mejor que ser banquero ser funambulista
Palomitas y cine clásico, amor comunista
Y apocalipsis climático

Desejo proibido, palpita meu centro
Se fica gostoso,vai embora tocar o céu
Misturar loucura e fazer cafuné…
Não há só um jeito Bom para amar…

 
Deja un comentario

Publicado por en 4 octubre, 2021 en Sin categoría

 

Aprendiz

No aprenden los años, aprenden las actitudes. La experiencia no son las situaciones vividas, la experiencia es interpretarlas y aprender algo de ellas. Moralinas y moralejas. La verdad no es la tuya, la verdad son los hechos. Los hechos son lo que pasa cuando lo cuenta un periodista de verdad. La certeza de la verdad no está en la cabeza está en los hechos y en saber mirarlos. La verdad está. Lo que no está preparada es la cabeza que no puede o no quiere verdad.

Los que hablan mucho, aprenden poco. Como los que cuentan su cuento como universal. Y no aprenden definitivamente nada los que cambian su cuento universal por placer del espejismo, por antojo, sin mirar el reloj. Una nada tan grande como un incapaz. Como un absurdo interprete del juego.

Aprende más el que no se une sin saber a qué se une. El que se niega a no saber o por lo menos a no conocer a pisar por dónde camina. Aprende más y después se une mejor. Porque siempre, aprende mucho el valiente inteligente. No el que mira, sino el que sabe mirar. El que sabe buscar entre la mierda, es el que aprende, y no gana, mejor: se gana. Mirar no es ver, es aprender a mirar. El valiente no es incauto porque es inteligente. El valiente no es egoísta porque es inteligente. El valiente no es nada más que un gran inteligente. Eso sí, el valiente es fiel, porque es inteligente y conoce lo que eso significa.

Aprende el que practica con ello, el que busca lo importante por sí. Por eso no aprende necesariamente el que aprueba un examen. Aprender es mucho más, es todo más.

Aprende más y mejor el que busca la unión, el que busca lo común, y conoce lo que no es común. No se suelen aprender verdades, se suelen aprender mentiras. Es más fácil aprender mentiras que encontrar verdades. Para aprender verdades hay que buscarlas o vivirlas. Aprende el que comparte y el que invierte tiempo donde halla o intuye. También lo hace el curioso.

No aprende el que se sorprende quedándose paralizado. ¿Qué esperabas? Ni el que delega lo que quiere en la respuesta de los demás. Ni el que delega su autoestima, y menos por encima del respeto de sí mismo. No aprende el que se engaña, aunque de igual que engañe a los demás. No aprende el tonto-listo y menos mal. Espero como mucho que aprenda a recibir, porque le puede tocar. No aprende el borrego, porque no sabe dónde va. Al igual que el imbécil y el bocazas. No lo hace el que se une ocasional, y solo mira su ombligo a la vez que lo exhibe.

Se pueden conseguir cosas. Se pueden aprender cosas. No es lo mismo porque aprender te permite mucho más.

Aprende el que intuye e interpreta lo que pasa y lo que puede pasar. El que ha aprendido y aprende, conoce lo que puede pasar, pero no lo sabe y con esta no certeza lo vive con naturalidad.

Intuye el que sabe oler. Interpreta el que sabe ver.

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 marzo, 2014 en Sin categoría