RSS

Archivos Mensuales: febrero 2014

Reflexiones de media noche…

Texto escrito la noche del 16 de Enero, cuando aún este el té verde no existía…

En todo lo bueno hay algo malo y en todo lo malo hay algo bueno. La frase, es bonita, incluso valdría para un sport publicitario… ¿Pero hasta que punto esto es cierto? Cada uno tiene su propia teoría y a menudo es difícil sacar algo bueno de lo malo… porque lo bueno, bueno es entero… o no.

¿Que tiene de bueno, la traición de algún amigo, suspender un examen, que un familar falte, dejar una pareja, que te dejen, de sentirte mal por saber que has defraudado o traicionado?… así hasta llegar a los pormenores más insignificantes de lo cotidiano.

Hay buenas y malas nuevas, por lo menos para mi. Hay que disfrutar lo bueno, el éxito, saborearlo, de manera tranquila, pero cuidado es peligroso cegarte con ello, perder el suelo. Si el éxito viene fácil puede irse de la misma manera ya que no conoces los mecanismos ni has recorrido el camino para comprender porqué y cómo estas ahí, y mas importante aún, si te a sido fácil, tendrás dificultades en el camino para llegar a él de nuevo sin perderte cosas en el viaje. Esto se llama atrofiarse, cuidado.

Cuando ocurre algo malo, podemos venirnos abajo. Pero también podemos reflexionar, observar, ver crecer oportunidades, y plantearnos que la ruta real hacia lo bueno es reaprender, no hay otra máxima, sólo ésa. Eso si, hay que estar muy atentos.

Lo bueno de no pasar una entrevista de trabajo, es que para la siguiente estarás mas atento, mas preparado. Lo bueno de que te cojan es el trabajo, lo malo es que te duermas en la tranquilidad de un trabajo “seguro”: que te atrofies.

Lo bueno de que un familiar falte, es que sabrás aprovechar el tiempo con los que están y valorarlo mejor. Lo bueno de que estén es disfrutarlos, lo malo es no aprovecharlo: que te atrofies.

Lo bueno de que unos amigos te traicionen es que los siguientes los elegirás mejor y tendrán ese adjetivo; amigo. Lo bueno de que este son mil cosas, lo malo es que te atrofies otra vez…

Lo bueno de lo malo es aprender. La certeza de que el éxito futuro puede llegar.

No se si lo he dicho ya… lo malo de lo bueno, es que te atrofies, que no camines. Por eso tiene que haber algo malo en lo bueno.

Vaya lío…

Porque gracias a que buscamos ese equilibrio caminamos, gracias a la necesidad de buscar mejorar. Eso es madurar hacia la tranquilidad, hacia la realidad.

Lo bueno de tener un poco de insomnio es escribir ésta rayada, lo malo es que mañana hay que madrugar jajaja!! Hasta mañana…

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 17 febrero, 2014 en Abstracto

 

San Valentín

14 de Febrero. San Valentín. Me acuerdo lo que hacíamos en el instituto, para recaudar dinero para el viaje de fin de curso. Durante los días anteriores a San Valentín, podías encargar al los organizadores comprar una rosa. Podía ser blanca o roja. La blanca era símbolo de amistad y la roja de amor. Lo recuerdo con mucho cariño. Ademas, las rosas iban acompañadas de una cartita que tu podías escribir. Encima desde el dulce anonimato. Yo recuerdo, recibir y enviar rojas y blancas. Era un día bastante curioso la verdad.

No recuerdo exactamente, cuantos o como he celebrado mis San Valentines pasados. Soy una persona que no sabe en el día que vive, ni cuantos cumple quien. Y no hace falta que sea una fiesta comercial. Es una escusa más para dar rienda suelta a la imaginación, planear cosas o las ganas de hacer historias con una actitud chula… lo que tu quieras. Una escusa más. Cada día hay una escusa. Pero si un día hay una que es la del día del amor. A mi me gusta.

Ojo. Es el día de los que están enamorados. No es el día de la pareja. Que si usted quiere, también eh. Y aquí cada uno que haga lo que quiera. Pero a mi me gusta éste día. Como el día de la Paz, cada uno que lo celebre como quiere (yo me iba a la fiesta de las palomas vestido de blanco a escuchar música). El día del sentimiento puro y verdadero. El día contrario al miedo.

Todo es tan comercial o tan autentico como tu quieras. Yo celebro estar enamorado de la vida, de lo que viene. Y estoy muy enganchado. De mis amigos de verdad. De tener ganas de tantas cosas. De ser como soy y de mejorar un poco cada día. Hoy lo digo, pero intento celebrarlo todos los días.

Por último, un tema que escuchaba cuando estaba enamorado totalmente de la música hace unos diez años. Eso fue otro de mis grandes amores. Nada me volvía mas loco, que llegara el fin de semana y a pinchar en la discoteca. Encima se ponía hasta arriba. La gente venia a escuchar música y a pasárselo bien. Toda la semana mezclando, escuchando los temas nuevos que salían… con unas ganas de viernes… Fue la ostia… y como me gustaba éste tema. Hacia tiempo que no lo escuchaba. Como me gusta. Turn The Tide!!!

Feliz viernes, San Valentín, o lo que tu quieras!!

 
Deja un comentario

Publicado por en 14 febrero, 2014 en Abstracto, Amor, Música

 
Vídeo

Resistiré

Lo bueno no caduca. Encima si es música, estamos hablando de algo eterno. Este té, verde como siempre, es medio petición. Conozco dos maneras de viajar en el espacio y en el tiempo. Sin condensador de fluzo. Una es la música, y otra es la lectura. El poder de la lectura está infravalorado, me temo. Otro día hablaremos del poder de la música. Que es mucho. Hoy no va de la música, sino de una canción en concreto. Una buena manera, a veces, de expresar o sentir, poniéndote en primera persona, sucesos o situaciones de tu vida. Una práctica que tenía un poco perdida. Habra más capitulos de canciones. Siempre es buen momento para recuperar un buen hábito. Aunque abra puertas superadas a medias. Si esque se puede superar algo a medias. Aún así estoy dispuesto a enfrentarlas.

Resistiré. Un tema que nunca me había parado a escuchar la letra. Como seguramente, muchos otros. Que encima muchas veces canto sin mayor conocimiento. Hasta que un buen músico y mejor amigo me dijo: “Escucha lo que dice”. Y la verdad que si que da para mucho el asunto. Antes que nada, me informado un poco en mis lugares preferidos; Wikipedia y Discogs. Segun éstos ultimos, es curiosamente del año en que nací: 1988. De los “ochenta”. Aquí se hizo mucha y muy buena música. Como antes dije, lo bueno es eterno. Éste en concreto habla sobre lo que es muchas veces la vida: Aguantar y seguir hacia adelante. Se me viene a la cabeza la mitica frase de Rocky:  “Voy a decirte algo que tú ya sabes, el mundo no es todo alegría y color. El mundo es un lugar terrible y por muy duro que seas es capaz de arrodillarte a golpes y tenerte sometido permanentemente si tu no se lo impides. Ni tú, ni yo ni nadie golpea más fuerte que la vida, pero no importa lo fuerte que golpeas, sino lo fuerte que pueden golpearte. Y lo aguantas mientras avanzas. Hay que soportar sin dejar de avanzar, así es como se gana. Si tú sabes lo que vales ve y consigue lo que mereces, pero tendrás que soportar los golpes. Y no podrás estar diciendo que no estas donde querías llegar por culpa de él, de ella ni de nadie, eso lo hacen los cobardes y tú no lo eres. Tú eres capaz de todo.”

Una de las conclusiones es la valentía. Sino la partida no vale para nada. Ser valiente, pero con conocimiento. No soy yo fán de antidisturbios. Nunca es bueno ser fan de valientes gilipollas. Ésto es, ante todo, conocer a que juegas y después tomar las cartas y posicionarte. Si tomas las cartas en el asunto, sin una consciencia real, es altamente posible que te equivoques. Y eso lo digo por experiencia.

Una vez que te enteras de que va la partida de la vida. Por lo menos un poco, tienes como siempre, algunas opciones de decisión. Algunas son esconderte, justificarte, engañarte, bajar los brazos: no resistir. Esta puede ser incluso una situación de confort. No moverte mucho tras la ostia y seguir calentito debajo de la manta, sin tomar decisiones o peor, sin tomar actitudes. Pero seguramente, sí asumes sin más, seras un poco mas gris. Estarás un poco más muerto en vida. Y eso es una pena. Esta partida dura un rato.

Dormir con la soledad, cuando no quieres (hacerlo a posta es disfrutarte). Cuando todo parece cerrarse. El miedo del silencio. De tu silencio. Cuando los recuerdos te extorsionen. El momento que nada parece tener por donde seguir. Piensas estar desbordado. Eres tu contra tí. No huyas es una escapada hacia adelante. Tienes que ganar. Cuanto antes mejor. Tienes que resistir. No vale que nadie te ayude. En ultima instancia estamos solos con nosotros mismo. Ahí, ademas de ser valiente, estarás aprendiendo. Aprender es inteligente, pero para hacerlo tienes que asumirte que no sabes mucho del asunto. Que estas perdido. Oriéntate con ayuda, pero solo eso. El trabajo es sólo tuyo. Resiste, merece la pena. Cuando la marea pasa y el sol se descubre entre las nubes, habrá merecido la pena. Estarás mejor preparado para otro ataque, que con certeza te digo que vendrá. Un mar jamas está eternamente en calma.

Ademas, haz la lectura buena. La lectura de estoy preparado para la siguiente. Ademas con buen humor (esto es inteligentisimo). De nada te sirve quejarte, sobre las ostias, seguirán viniendo. Si no abres la puerta se quedaran esperando juntas. Precisamente aguantar todas de golpe es más difícil. Te pueden arrollar. Estarás gastando energías en la dirección equivocada. Convierte la marea, a tu enemigo, en un aliado que te mantenga despierto. Lo que no mata, hace más fuerte. Tu visión sera más realista.

Como bien dice la canción. “Resistiré, me volveré de hierro para endurecer la piel … soy como el junco que se dobla pero siempre sigue en pié”. Resiste fuerte y luchando, decidido. Pero date un tiempo, un espacio, un respiro mientras resistes. Una lucha muy fuerte puede hacerte insensible. Si no quieres perder matices de la partida, hazte flexible como el junco de la canción. Fuerte, si, pero no te pases de vuelta. Las cosas pequeñas a veces te pueden hacer enorme. Por eso creo que merece la pena, aunque pueda ser difícil, seguir siendo sensible. ¿Hasta que punto? Mideló tú… es tu partida.

 
2 comentarios

Publicado por en 3 febrero, 2014 en Música