RSS

Reflexiones de media noche…

17 Feb

Texto escrito la noche del 16 de Enero, cuando aún este el té verde no existía…

En todo lo bueno hay algo malo y en todo lo malo hay algo bueno. La frase, es bonita, incluso valdría para un spot publicitario… ¿Pero hasta qué punto esto es cierto? Cada uno tiene su propia teoría y a menudo es difícil sacar algo bueno de lo malo… porque lo bueno, bueno es entero… o no.

¿Qué tiene de bueno, la traición de algún amigo, suspender un examen, que un familiar falte, dejar una pareja, que te dejen, sentirte mal por saber que has defraudado o traicionado?… así hasta llegar a los pormenores más insignificantes de lo cotidiano.

Hay buenas y malas nuevas, por lo menos para mí. Hay que disfrutar lo bueno, el éxito, saborearlo, de manera tranquila, pero cuidado; es peligroso cegarte con ello, perder el suelo. Si el éxito viene fácil puede irse de la misma manera ya que no conoces los mecanismos ni has recorrido el camino para comprender por qué y cómo estás ahí, y más importante aún, si te ha sido fácil, tendrás dificultades en el camino para llegar a él de nuevo sin perderte cosas en el viaje. Esto se llama atrofiarse, cuidado.

Cuando ocurre algo malo, podemos venirnos abajo. Pero también podemos reflexionar, observar, ver crecer oportunidades, y plantearnos que la ruta real hacia lo bueno es reaprender, no hay otra máxima, sólo ésa. Eso sí, hay que estar muy atentos.

Lo bueno de no pasar una entrevista de trabajo, es que para la siguiente estarás más atento, más preparado. Lo bueno de que te cojan es el trabajo, lo malo es que te duermas en la tranquilidad de un trabajo “seguro”: que te atrofies.

Lo bueno de que un familiar falte, es que sabrás aprovechar el tiempo con los que están y valorarlo mejor. Lo bueno de que estén es disfrutarlos, lo malo es no aprovecharlo: que te atrofies.

Lo bueno de que unos amigos te traicionen es que los siguientes los elegirás mejor y tendrán ese adjetivo; amigo. Lo bueno de que este son mil cosas, lo malo es que te atrofies otra vez…

Lo bueno de lo malo es aprender. La certeza de que el éxito futuro puede llegar.

No se si lo he dicho ya… lo malo de lo bueno, es que te atrofies, que no camines. Por eso tiene que haber algo malo en lo bueno.
Vaya lío…

Porque gracias a que buscamos ese equilibrio caminamos, gracias a la necesidad de buscar mejorar. Eso es madurar hacia la tranquilidad, hacia la realidad.

Lo bueno de tener un poco de insomnio es escribir esto Lo malo es que mañana hay que madrugar. Hasta mañana…

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 febrero, 2014 en Abstracto

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: