RSS

Archivo de la categoría: Música

La última patada

Letra “Gatillazo – La última patada”

La culpa no la tiene la inmigración,
ni seras tu quien frene la corrupción
Nunca vas a parar, el corrupto eres tu,
No te rías de mi.

Ni los obreros son una maldición
Ni los parados una casualidad
Todo esta calculao
para que tu ganes más
No te rías de mi.

Solo tenemos libertad
de soportar esta violencia
matan la vida y por demás… la inteligencia.

La policía es unidireccional
no la disfruta toda la población,
nunca vamos a ver
que te hostien a ti
No te rías de mi.

El terrorismo no es lo que dices tú.
Ni tantas guerras una necesidad.
Solo habría que ver quien vendió el material.
No te rías de mi.

Solo tenemos libertad
de soportar esta violencia
matan la vida y por demás…, la inteligencia.
Tranquilos, sumisos en pleno genocidio
Si nos equivocamos esta vez, estamos listos.

Solo tenemos libertad
de soportar esta violencia
matan la vida y por demás…, la inteligencia.
Tranquilos, sumisos en pleno genocidio
Si nos equivocamos esta vez, estamos listos.
Una buena… bonita… y potente patada en los huevos.
Si nos equivocamos esta vez, estamos muertos.

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 abril, 2019 en Canciones, Música, Politica

 

Nos volveremos a ver

Hace ya más de cuatro años que empecé a escucharlos y nunca pensé que después de este tiempo nacería en mi esta gana de escribir cosas tan bonitas como las que intento a continuación. Esto es, sin duda, una carta de amor. De amor a la música, concretamente a La Raíz y a toda la gente con la que he tenido el placer de compartir su música y sus conciertos. De una manera u otra son la banda sonora de mil momentos de mi vida y seguro que también de muchas otras personas. Brutal como nos puede acompañar una canción en un determinado momento de nuestra vida. Brutal como escuchando dos acordes nos puede devolver de golpe a ese momento y a esas sensaciones. La primera vez que compartieron conmigo una canción de la Raíz fue el principio de una historia de amor. La verdad que sí, que teníamos una canción pendiente porque no teníamos miedo a buscarnos. Todos nos enamoramos con alguna canción al menos una vez. Incluso si se nos da bien podemos despedirnos, diciéndonos que nos volveremos a ver, con ellas.  

Gracias. Por cada concierto que he podido vivir, ya fuera en el Viña, por Madrid, en Valladolid, en Murcia, por Comunitat Valenciana o por Cataluya… incluso en Londres. Ha sido un placer vivir conciertos de todo tipo: desde macro festivales a salas o pueblos pequeños. Cualquiera de ellos tenía su encanto, por brutal aforo o por más intimo. En cualquier caso, da igual, la magia la lleváis vosotros con vuestra música y con vuestro compañerismo. Por poder cantar a viva voz cada canción sintiéndola tanto. Algunas con los pelos de punta. Por esas letras, que en cada disco producido han ido subiendo la calidad y convirtiéndose cada vez en más comprometidas, señalando exactamente donde había que hacerlo. Unas letras que me han acompañado en el amor, en el desamor, en la amistad, en los viajes, en el curro, en la conciencia social, ayudándome a ampliarla y en mil cosas más. No sabría decir la cantidad de kilómetros que he hecho con mi coche escuchando vuestra música. 

Es increíble, y cada vez más, la cantidad de gente que vamos a los conciertos. Cómo ha crecido el número de gente que, no solo conoce La Raíz, sino que se hizo adicta en este tiempo… Gracias por hacer de aquella chispa un incendio increíble, como decís en los conciertos. Ha sido un incendio bellisimo. Estos últimos años fueron y son una locura que he podido vivir y ver. En Vallecas que no se cabía, en San Sebastián o Vicálvaro… Me pregunto cómo os debéis de sentir en un escenario donde miles de personas cantan tus letras con el fervor que lo hacemos nosotros desde abajo. Sinceramente no lo sé, pero sé que os lo merecéis. Os lo merecéis porque sois auténticos por no venderos a la industria, como a veces decís y es la verdad, que es el camino fácil para que te conozcan. A vosotros se os conoce por algo que es vuestro y nada tiene que ver con modas, ventas y marketing. Por decir exactamente lo que queréis decir y ademas con un ritmo buenísimo. Sois el ejemplo de que no hace falta publicidad masiva para que miles de personas bailen y canten vuestra música. Es por eso que tenéis un público tan fiel, porque las cosas auténticas, que son de verdad llegan más puras al centro de las personas y no se marchan con facilidad. Os llevamos dentro.

Gracias por hacer cada canción especial. Todas tienen algo. Algunas por estar casi hechas para uno y parecer que le hablan de su vida. Otras apuntan perfectamente la hipocresía que vivimos en diferentes capas y la denuncian. Gracias por llevarnos con vosotros al lado de los rebeldes. Por las noches en babilón donde bailan las conciencias y nos une un corazón. Porque nuestra nación es la literatura de esa locura del hidalgo de la Mancha. Como decís, la única patria digna es la que abarcan mis manos, un micro y con mis hermanos. Por soñar con mil dulcineas de cada región sabiendo que jamás quemaran nuestra pasión. Por cantar a África con los dientes del león y escuchar el grito latinoamericano, recordando que no tienen miedo a la muerte los pueblos de fe. Por denunciar a los buitres y jilgueros, que, de verdad, parece mentira, pero no dan solución al problema. Por celebrar que llueva en semana santa ¡No nos venderán esos castillos en el aire! Por poder ayudarme a cantar a alguien que esta noche me quedo a dormir, bien caliente y bien cerca, de todo corazón. También que si te encuentro gritaré que prefiero verte que ganar la guerra. Y que nunca se acabe esta noche, porque nos comeremos la vida en cualquier portal, porque hoy la luna se queda, borracha y callejera. Gracias por hacer el mejor tributo a las brigadas internacionales con un tema precioso que nos pone los pelos de punta: se canta sólo en los conciertos: es increíble vivido en directo. Por ser los hijos de los versos, de los poetas y los presos, y querer luchar cuerpo a cuerpo siendo peones. Por el tren huracán, la radio clandestina y vuestras canciones: que tienen vida. Es una sensación muy bonita bailar en la hoguera de los continentes. Infinitas gracias por cantar para levantar la marea a contra corriente y que suenen las voces. Por hacer vibrar a tanta gente en cada concierto. Sois muy grandes. Colaborar con Zoo, Los Chikos, La Pegatina, Auxili, Hechos Contra el Decoro, La Gossa Sorda o con Facu Díaz… os hace aún más grandes a todos, cabrones. Gracias.

Hay dos cosas que han sido y son increíbles siempre. Compartir o hacer que una parte de mi gente descubriera vuestra música, aún advirtiéndoles de que engancha. Luego venían llorando porque sois, en el mejor de los sentidos, como una droga que no podían dejar de escuchar. La otra es compartir vuestros conciertos con esas mismas personas. Es muy divertido bailar al ritmo de esa trompeta y el trombón que suenan genial. Bajo el ritmo de la batería, la guitarra o el bajo. Cuantos litros de cerveza, sudor y garganta desgastada en cada concierto. Y que bien gastado. Como mola cantar tan a viva voz. Qué manera tan brutal de empezar los conciertos con esos acordes entre poetas y presos: no somos mil manos, somos siempre muchísimas más.

Gracias por meter el dedo y por hacer reflexionar con letras comprometidas y finas. Es un gran regalo para todos, especialmente para la nueva generación joven que os empieza a escuchar con tanto impulso. Era difícil pensar que un grupo de música podía hacerme sentir tanto y tan bien por tantos motivos como para viajar a veros a un montón de sitios y cada vez con más ganas. Y comprobar que a tanta gente le pasa lo mismo y cada vez más. Me encanta ver en los conciertos gente de varias generaciones cantando vuestras canciones desde tan adentro, no se puede ser más transversal. Como una vez dijo Silvio Rodríguez, la música no hace la revolución, pero ayuda.

Este año 2018 La Raíz hace una parada merecida. Esperemos que no sea por demasiado tiempo. Saber que, al menos de momento, esto tiene un fin, me permite exprimir, saborear y vivir cada concierto muchísimo más aún. Por si no lo había dicho antes, gracias por todos estos momentos. Gracias por que sea tan fácil escribir algo tan bonito. Serán noches distintas, pero guardo una botella en la despensa, guardo sin tocar las ganas de volar. Porque lo que es seguro es que nos volveremos a ver cuándo salgamos del túnel e incendiaremos el mundo otra vez. De nuevo: ¡Gracias Raíz!

 
Deja un comentario

Publicado por en 12 septiembre, 2018 en Amor, Canciones, Música

 

Mass Mierda

Letra “Riot Propaganda – Mass Mierda”

Cuelgan su bandera del balcón
Puigdemont a prisión y Piqué fuera de la selección
No son patriotas, no, tan solo reaccionarios:
Patriota es quien pone su cuerpo para parar un desahucio

Mercenarios, controlan los medios
Defendiendo al empresario y enfrentando al pueblo
Y el enemigo está en un banco, Patricia Botín
El enemigo está en un barco del Coyote y Piolín

A resistir como Alfon, como Laura, como Alfredo, como Nahuel
Como jóvenes de Alsasua, por la causa, y contra el terrorismo
De Pablo Motos en prime time fomentando el machismo

Más periodismo, te lo dicen y a ver si cuela
Si tragas y lo toleras en lugar de cuestionar
Por qué conoces a quién preside Venezuela
Y no tienes ni idea de quién preside Portugal

Vamos a ganar y a cortar la cabeza del Zar
Y a quemar la sede del hogar social
Solo son nazis disfrazados de caridad
Y seguimos gritando:
¡Fascismo nunca más!

No volverán, no, os lo aseguro
La banda del crimen, talento puro
Guitarras, cianuro
Volvimos y aplicaron el 155
Y tú cancelando bolos como Pitingo

Enciendo las noticias y es un parte de guerra
Más periodismo es Kapuscinski, no Ferreras
Que no te enteras
Agitan odio contra Catalunya
Y te lo tragas sin pestañear y cuelgas la bandera

Y gritas a por ellos, mientras te están robando
No eres español, eres españolito
Los de las porras nunca serán de mi bando
Decir que la Sexta es de izquierdas
Sí que tiene delito

Oigo las penas, los gritos
Y pobres que trabajan y no escapan de la miseria
Y periodistas a sueldo del señorito
Exceso de información, psicosis, histeria

No necesito tu odio, tus patrañas
Nos gobiernan alimañas
Mientras suena el Despacito

España, capital Estambul
Al fascismo se le combate
Como hizo el chaval del polo azul

¿Quien estuvo ahí?
Hardcore y Tatami
¿Quien puso música a tu huelga?
¿Quien sonó en tu Mani?

Está trucado el juego:
Jóvenes de Alsasua
Llevan ya más prisión que Barrionuevo

Riot Propaganda termina y no tiene relevo
Nos vemos en los piquetes
2017 el año del bolardo
Las ojeras de Ferreras
El flequillo de Cristina Pardo

Los medios son el medio
De convertirte en eso
Que te aleja de ti mismo
Y te hace ser su reflejo

Alaba su existencia
Encúmbrales al cielo
Entrégales tu alma
Y cada día estarás más ciego

Inquisidores, martillo de herejes
Profesionales del asco y la náusea
Apologistas de la servidumbre
Propagandistas del asco y la náusea

Del asco, la náusea, del asco
Lo que no quieren que pase, no pasa
Del asco, la náusea, del asco
Vendan los ojos, tejen las mordazas

 
Deja un comentario

Publicado por en 6 junio, 2018 en Canciones, Música, Politica

 

Latinoamérica

Letra “Latinoamérica – Reincidentes”. Lo dice todo sobre la patria grande.

Esa gente que escrutaba el cielo y no comprendía al invasor,
hace tiempo nos trajo esperanzas pa´ forjarnos un mundo mejor

Donde patina el frio raciocinio, donde todo es siempre un poco mas,
donde la vida tiene cara de niño, donde la puerta se abre sin llamar

Latinoamérica, alza siempre tu voz, no puedes olvidar, no cabe la resignación
Latinoamérica, airea tu dignidad, no debes mendigar el pan ni la libertad

Su mirada ingenua, sus venas abiertas , su paciencia, su extrema fragilidad
Su dulce palabra, su ancestral cultura, su conciencia, su densa contradicción

Esa tierra expuesta al viento , al terremoto y a la inundación,
corazón que siempre palpita un poquito más rápido.

Mil dictaduras, violencia pura, deuda eterna hambruna y corrupción
Y el gran vecino cerdo asesino, la despoja y la quiere silenciar.

Latinoamérica, alza siempre tu voz, no puedes olvidar, no cabe la resignación
Latinoamérica, airea tu dignidad, no debes mendigar, el pan ni la libertad.

Su mirada ingenua, sus venas abiertas, su paciencia, su extrema fragilidad.
Su dulce palabra, su ancestral cultura, su conciencia, su densa contradicción.

Latinoaméricaaaaaaaa…

 
Deja un comentario

Publicado por en 21 noviembre, 2017 en Música

 

Seguimos… Llamando a las puertas del cielo

Letra de “Llamando a las puertas del cielo – Nega”:

Soy el intruso, en lugares comunes,
sin escrúpulos como Ernesto Sábato en el Túnel,
cerdos impunes, sonríen en la foto,
otra injusticia terrible otro lunes,
república de los comunes, de políticos, poetas,
país de sobras de sobres de cunetas,
sí, seguimos presos de la amnesia,
¿qué tiene Trainspotting que no tenga El Pico de Eloy de la Iglesia?
mediática anestesia, y gritos en la plaza,
cuchillas en la verja ley mordaza,
nos mean en la cara y dicen que llueve
y la clase obrera sigue en cama, con cuarenta de fiebre,
nadie se mueve, apenas nada me conmueve
y el dinero de tu beca se lo pule Carromero en nieve
y mientras el progre de izquierda panoli,
crininaliza al cani pero se pajea pensando en la choni,
esclavos de la prisa,
unos se ponen del revés otros aún creen en Dios y van a misa,
y pisan derechos, no me jodas hombre,
la misma hipócrita burguesa que en los setenta abortaba en Londres
nadie responde tristeza en los autobuses,
será que ya no existen pobres sólo hay loosers,
estoy leyendo a Althusser y ya no me llena,
algunos me deben su fama, Despentes me debe una cena,
y las cadenas son cadenas aun de seda
soy el puto Nega brillante estratega en una nueva entrega
fluyo como el Sena como el Támesis,
más talego y detenciones melodías de sirena,
sufro mi condena decisivo como Iniesta,
ser un referente cuesta siempre hay un capullo con la lupa puesta
y qué más da todo es frivolidad novelas policiacas,
hola soy Carrero Blanco y esto es Jackass

“Knock knock knocking on heavens doors”
Son las batallas las historias del abuelo
“Knock knock knocking on heavens doors”
por el invisible por el prisionero

“Knock knock knocking on heavens doors”
contra el oligarca contra el banquero.
“Knock knock knocking on heavens doors”
aquí seguimos llamando a las puertas del cielo

Hice cola en las puertas del cielo tras ver a Bob Dylan
y los muertos de sida, esperaban a Carol Boitila,
con banderas lilas y bates,
yonkis de los ochenta con chándal de táctel,
dialéctica de combate decide en un instante,
la cápsula azul un cementerio de elefantes,
es la cápsula roja es la verdad con sus alfileres
lo dijo el precario, abrir los ojos duele,
otro despido otro ERE,
otro migrante que muere en el más estricto olvido,
otro recorte que huele a podrido otra foto de perfil,
en busca de matrimonio pura inversión mercantil
otro alguacil que no lo entiende,
y te grita: “perdedor ¿por qué no emprendes?
yo, ya rechacé a la multi,
porque soy un puto alcohólico honesto como Jimmy McNulty.

“Knock knock knocking on heavens doors”
Son las batallas las historias del abuelo
“Knock knock knocking on heavens doors”
por el invisible por el prisionero

“Knock knock knocking on heavens doors”
contra el oligarca contra el banquero.
“Knock knock knocking on heavens doors”
aquí seguimos llamando a las puertas del cielo…

Nega – LCDM.

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 marzo, 2016 en Abstracto, Música

 

El cerco de Numancia

Increíble representación en el teatro de Mérida la que pude ver. Un obra que emociona y da miedo por momentos. Ese amor entre Lira y Marando, la guerra táctica de desgaste de los Romanos, la amistad, la juventud del guerrero que cree que la guerra es gloria, la opresión del poder que pisotea e impone, los dioses… todo se entremezcla al igual que en la vida. Como dice su director; Numancia es hoy, más analogía que mito.

Lo obra, que ha recibido el premio “CERES del Público”, que otorgan periodistas especializados en el Festival de Merida, cuenta la invasión del gran Imperio Romano a la Ciudad de Numancia, la cual no fue una más. Fue una contienda en la que el ejercito Romano dirigido por un Escipión que busca la gloria, quiere, ya no sólo ganar e invadir, sino pisotear su orgullo. Con esa acción serviria como ejemplo de cara a los pueblos que se van a ir encontrando por toda Iberia.

La táctica que utiliza Escipión es no derramar sangre Romana. Es cercar la ciudad para que el pueblo Numantino se desgaste y muera por desabastecimiento… y ahí empieza la historia. Pasan los meses y el desgaste no solo sucede dentro, sino fuera, por los veteranos soldados, que no se sienten tales soldaos. El jóven soldado que descubre que la guerra no es un lugar de gloria, sino todo lo contrario. Un lugar sucio donde cada cual busca su rincón de gloria personal.

Dentro del cerco transcurre el tiempo también, y el desgaste es aún mayor. Pese a intentar los numantinos acordar la paz, al pedir Roma un precio tan caro por ella, deben aguantar y subsistir, a la vez que van haciendose conscientes y observando que al final no habrá victoria posible. Que el poderoso ha llegado a su tierra para arrasarla y que así sera. Es dentro, donde se dan las mejores fotografías de la amistad. Dos viejos amigos que ven como sus montes donde caminaban de pequeños y eran libres, ahora son invadidos y golpeados por el Gran Imperio.

Pero sin duda los mejores, para mi protagonistas son Lira y Marando. Como lo importante no son las grandes gestas. Sino las vidas que suceden dentro de y que pasa con esas vidas. Consiguen conquistar al público con su historia de amor; emotivos, pasionales, intensos, creíbles… que conmueven y emocionan. Su consciencia del final. Lira ademas, es la mujer. En mayúsculas. Mujer numantina luchadora que pese a la adversidad vital siempre está al pie del cañón. Hasta el final.

Finalmente y como no podía ser de otra manera, Numancia cae, pero no se rinde. No quieren doblegarse y entregarse. Ni siquiera despues del desgaste y el hambre, y el pueblo de Numancia prefiere arder, suicidarse y eliminarse, antes de entregar su orgullo y dignidad. Mejor eso. Mejor que se esclavos y entregarse a la invasión intolerable pero sobre todo prepotente del Gran Imperio. Por supuesto Escipión entra en cólera al conocer la maniobra numantina de suicidio; no gana como quiere: no humilla como quiere.

El Gran Imperio…, como dice Reverte: “Siempre hubo un imperio dando por saco, hay que ver que… todo cuanto ocurre ya ha ocurrido antes.” La prepotencia y arrogancia de los superiores, donde su palabra es la ley y como la imponen también. ¡La civilización! pero sobre todo la falta de respeto a los diferentes, cuando ésta es llevada a su máximo exponente. Así reventó Roma y toda civilización y sistema, cuando se llevan al máximo exponente de prepotencia e imposición.

Como dice Ana García (Lira), “No se trata de sacar moralejas, sino simplemente que abramos los ojos. Que las armas existen en muchas maneras. No hace falta que haya bombas para que te estén asediando y coartando la libertad.”

“Escuchad ciudadanos, el alma del hombre viaja en las palabras de otros hombres, el que canta guia, el que escucha ensancha el espíritu y vuela.

Escuchad ciudadanos, Numancia no es una historia antigua, es una historia eterna.”

Para mi indudablemente, Numancia es también una analogía en la que se ven las mil historias detrás de la historia oficial. Vidas que se entrecruzan con encuentros y desencuentros. Apuntar también la música en directo, que conduce la obra y ayuda a emocionar al espectador. Enhorabuena a directores, actores, músicos etc…

.Lira y Marandro.

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 agosto, 2015 en Abstracto, Amor, Música, Vivencias

 

Un paréntesis para el recuerdo en la Viña

Un paréntesis para el recuerdo en la Viña

Ésta entrada no estaba prevista. Como ninguna. Inaugura nueva sección en estos tes verdes: vivencias, aunque en el fondo todo lo que escribo lo son, pero ésta última a sido muy intensa y concentrada. Dicen que el viaje o el destino no importa, sino la compañía. Esto es muy cierto pero si encima el lugar te permite, que así fue, ya si que tienes el ciento diez.

Partimos sin mas conocimiento de causa para tierras no muy lejanas pero con unas ganas y un compadreo inmejorable. Es lo bueno que tiene ir con amigos. Encima el clima estaba de nuestra parte. No sabíamos lo que nos esperaba, y por eso fuimos un poco de pardillos, lo cual tiene un puntito curioso, todo te sorprende un poco más y siempre para bien. El primer día pese a tener que acoplarnos con bultos para arriba y para abajo, siempre con una cervecita en la mano, al tran tran. Fue brutal. Esa noche ya empezaron las historias y las caídas… el ir al cajero… pudo esperar hasta el sábado.

Rápido empezamos a fluir con la gente y teníamos el barrio montado. Lo que le faltaba a uno lo teníamos nosotros y al revés. Las preocupaciones se fueron tan rápido que ni nos dimos cuenta. Aquí empezó el paréntesis. Los problemas se evaporaron del cerebro. Entre esto pasaron los días… demasiado rápido según pensamos todos. Menuda hinchada de risas, mucha cerveza, mucha música, muchos momentazos en conciertos, muchas cosas buenas. El buen rollo en la actitud de la gente nos caló bastante. Fue un juego de aventura gráfica vivido en primera persona. Dio tiempo hasta a jugar a las cartas. Pobre mesa, al final se canso y nos tiraba a todos. Bueno algunos sufrieron más caídas de las necesarias.

Entre tanto, había ratos incluso, en algún descanso de todo esto, que me daba por pensar en eso mismo. Lo agusto que estábamos, y con tan pocas cosas. No hacia falta nada, solo cerveza, algo de comida y seguir compartiendo nuestro paréntesis a flor de piel. Cada paso, vivido con unas ganas con mil emociones, nos deparaba una nueva anécdota cojonuda. Es curioso darse cuenta que lo que nos mantenía tan felices estaba más que nunca a mano y sin casi ningún tipo de coste. Repartimos y acogimos muchos momentos y todos muy felices.

Sin querer acercarnos, y con un montón de vivencias ya a las espaldas en unas cuantas horas, nos llegó el sábado. ¿Ya es sábado? Llego el día de la guinda del pastel. Todo empezo haciendo la comida, a partir de ahí toda la tarde que pasamos de romería, bailando en el concierto, riéndonos, de abrazos, de buen rollazo entre los pastafaris… que gran recuerdo guardo. Cada día se iba mejorando, pero lo del último ya fue… Luego terminaríamos sufriendo de agujetas en la boca de reírnos, en las piernas de bailar y en todo. Pero era un coste muy bajo. Como todo, el final llego. Aún así nos costo irnos porque hasta el ultimo minuto estuvimos riéndonos exagerado.

La vida nos deja y nos da una mirada, una actitud según pasamos por ella. Vivencias buenas y otras malas. Intento siempre que estén todas. Porque iba a contar y a mantener en mi memoria unas y no otras. No tiene sentido perder la memoria. Es la que me ayuda a estar en calma momentos peores y saber saborear y disfrutar con calma activa las buenas.

Por eso éste fue un buen paréntesis para el recuerdo. No solo por el sabor de boca de lo bien que lo pasé. Me permitió conocer gente que no conocía y conocer gente que conocía muy poco. Lo que hace el entorno… También estar más juntos con mis amigos y acercarnos un poco mas viviendo como hermanos y haciendo que cada día estamos mas unidos. Ésta ida me encanta. Darnos cuenta de que tenemos más ganas de seguir y vivir muchas mas cosas chulas. Tengo suerte de tener los amigos que tengo, lo se muy bien. Me permitió también, no olvidarme de lo que me hace feliz, que muchas veces se olvida, y no debería. Que la estética mola cuando está por dentro y que con buena actitud todo fluye, especialmente el sábado. Me permitió colgarme una sonrisa y ver colgadas enfrente mía sonrisas enromes. Ser causa y consecuencia de ellas, sonrisas y risas. Por eso es un paréntesis para el recuerdo, porque como dije arriba, el recuerdo y la memoria es lo que nos hace crecer. Experiencia en parte también.

Gracias a todos y cada uno con los que he compartido las risas, sonrisas e historias que quedan en mi memoria. Hacen mi vida mil veces mejor. Sin duda es mi mejor capital, compartir todo ésto. Como ya he dicho a sido un placer muy bonito y muy grande. Sin duda volveremos, nose a donde pero volveremos con mas sed de paréntesis. Volveremos a parar el tiempo a nuestro favor, a disfrutar entre nosotros, de la música, de los días y noches tan a tope como ésta vez. Volveremos a acariciar y a tocar eso mil y una veces más. La vida no se puede hacer más larga, pero si más ancha a cada paso. Doy fe.

Hemos visto un montón de conciertos, y pese a ir un poco de nuevas y sin conocer muchos grupos, a cual mejor. Me quedo con los del sábado, que escuchamos y sobre todo bailamos muy buena música. Y si tuviera que elegir algún tema, aun siendo difícil… el que me deja una mirada y un recuerdo muy guapo, sin duda es éste. Cada vez que lo escucho no puedo dejar de cantar y esbozar una sonrisa que me sale sin querer, como un enano. Que es como nos lo pasamos.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 9 mayo, 2014 en Música, Vivencias