RSS

Archivo de la categoría: Abstracto

El cerco de Numancia

Increíble representación en el teatro de Mérida la que pude ver. Un obra que emociona y da miedo por momentos. Ese amor entre Lira y Marando, la guerra táctica de desgaste de los Romanos, la amistad, la juventud del guerrero que cree que la guerra es gloria, la opresión del poder que pisotea e impone, los dioses… todo se entremezcla al igual que en la vida. Como dice su director; Numancia es hoy, más analogía que mito.

Lo obra, que ha recibido el premio “CERES del Público”, que otorgan periodistas especializados en el Festival de Merida, cuenta la invasión del gran Imperio Romano a la Ciudad de Numancia, la cual no fue una más. Fue una contienda en la que el ejercito Romano dirigido por un Escipión que busca la gloria, quiere, ya no sólo ganar e invadir, sino pisotear su orgullo. Con esa acción serviria como ejemplo de cara a los pueblos que se van a ir encontrando por toda Iberia.

La táctica que utiliza Escipión es no derramar sangre Romana. Es cercar la ciudad para que el pueblo Numantino se desgaste y muera por desabastecimiento… y ahí empieza la historia. Pasan los meses y el desgaste no solo sucede dentro, sino fuera, por los veteranos soldados, que no se sienten tales soldaos. El jóven soldado que descubre que la guerra no es un lugar de gloria, sino todo lo contrario. Un lugar sucio donde cada cual busca su rincón de gloria personal.

Dentro del cerco transcurre el tiempo también, y el desgaste es aún mayor. Pese a intentar los numantinos acordar la paz, al pedir Roma un precio tan caro por ella, deben aguantar y subsistir, a la vez que van haciendose conscientes y observando que al final no habrá victoria posible. Que el poderoso ha llegado a su tierra para arrasarla y que así sera. Es dentro, donde se dan las mejores fotografías de la amistad. Dos viejos amigos que ven como sus montes donde caminaban de pequeños y eran libres, ahora son invadidos y golpeados por el Gran Imperio.

Pero sin duda los mejores, para mi protagonistas son Lira y Marando. Como lo importante no son las grandes gestas. Sino las vidas que suceden dentro de y que pasa con esas vidas. Consiguen conquistar al público con su historia de amor; emotivos, pasionales, intensos, creíbles… que conmueven y emocionan. Su consciencia del final. Lira ademas, es la mujer. En mayúsculas. Mujer numantina luchadora que pese a la adversidad vital siempre está al pie del cañón. Hasta el final.

Finalmente y como no podía ser de otra manera, Numancia cae, pero no se rinde. No quieren doblegarse y entregarse. Ni siquiera despues del desgaste y el hambre, y el pueblo de Numancia prefiere arder, suicidarse y eliminarse, antes de entregar su orgullo y dignidad. Mejor eso. Mejor que se esclavos y entregarse a la invasión intolerable pero sobre todo prepotente del Gran Imperio. Por supuesto Escipión entra en cólera al conocer la maniobra numantina de suicidio; no gana como quiere: no humilla como quiere.

El Gran Imperio…, como dice Reverte: “Siempre hubo un imperio dando por saco, hay que ver que… todo cuanto ocurre ya ha ocurrido antes.” La prepotencia y arrogancia de los superiores, donde su palabra es la ley y como la imponen también. ¡La civilización! pero sobre todo la falta de respeto a los diferentes, cuando ésta es llevada a su máximo exponente. Así reventó Roma y toda civilización y sistema, cuando se llevan al máximo exponente de prepotencia e imposición.

Como dice Ana García (Lira), “No se trata de sacar moralejas, sino simplemente que abramos los ojos. Que las armas existen en muchas maneras. No hace falta que haya bombas para que te estén asediando y coartando la libertad.”

“Escuchad ciudadanos, el alma del hombre viaja en las palabras de otros hombres, el que canta guia, el que escucha ensancha el espíritu y vuela.

Escuchad ciudadanos, Numancia no es una historia antigua, es una historia eterna.”

Para mi indudablemente, Numancia es también una analogía en la que se ven las mil historias detrás de la historia oficial. Vidas que se entrecruzan con encuentros y desencuentros. Apuntar también la música en directo, que conduce la obra y ayuda a emocionar al espectador. Enhorabuena a directores, actores, músicos etc…

.Lira y Marandro.

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 agosto, 2015 en Abstracto, Amor, Música, Vivencias

 

Breaking Rato

Ya sabemos lo que es hacer un Mariano Naniano. Es confundir Kenia con Nigeria, Irlanda con Islandia… o la plastilina con el fuel. No os riais cabrones, ¿Parece fácil eh? Pues no lo es.

Cada persona tiene las características para hacerse lo que es, en toda su grandeza, vileza o como quieras llamarlo. Detrás de Breaking Rato no iba a ser menos.

Con menos de 30 años ya estaba metido en la política, con master y remaster. Mano derecha de un bigote muy joven que poco más adelante le permitiría llevar a cabo privatizaciones, siendo gobernador por España del FMI, Banco Mundial y otros. Llego incluso a hacer bajadas del IRPF, a principios de la súper burbuja. Qué curioso. Qué bonito. Qué Maravilla. Empieza el mito. 

Tanto era el encanto con nuestro amigo que los pepes querían hacerle jefe de la tribu, pero éste lo rechazo. Era la súper estrella, el milagro, la gestión, y el ejemplo a seguir por los pepes.

Ya en 2004 volvió a la via pública pero renuncio al poco tiempo al ser nombrado Director Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI). Para entonces ya era más que un Dios, y como tal, los consejos de administración te quieren. Así es ser un Dios. ¿Duro eh? Todo eran halagos desde casa PP. Ademas le querían cerca ¿Que extraño no?

Pero ya el orgasmo máximo de Rodri fue esa imagen tocando la campana a todo tren. Que sonrisa ¡Bankia salía a bolsa!, ¡Y en bolsas, negras, me lo llevo yo! Pensaba él. Ésta fue buena, la de Bankia, fue el “corralito a lo Rato”, las tarjetas (negras como las bolsas), amigos por aquí, amigos por allí, auditorias no firmadas… ¡si luego paga Europa! ¡Vamos a celebrarlo dijo uno! Y después a seguir con el trabajo de Dioses: asesor, esta vez en telefónica.

Y así llega un día en el que, como ha pasado con otros, la tribu ya no le conoce tanto, no se lo espera, no sabe… No se pronuncian porque vamos a esperar, no podemos hacer revuelo mediático… ¿Igualito que con el sr. Moneditas?. Y de repente todos cara de susto. Bueno de todos no. Algunos ya se lo temían. De manera poco ética pero legal o directamente ilegal, como parece. De repente ya es uno más del grupo “se fuerte”, junto a Luis el cabrón y otros. Su grupo y cada día el de más gente. Porque pocos dudamos ya que más adelante vienen más pepes y pesoes con la mano larga.

La diferencia entre la serie y la realidad que nos muestran y enseñan de Rodri los medios de opinión, es que no se ve ese cambio en el personaje y sus diferentes tonalidades, si es que lo hubo o no. Porque igual, ya nació Dios aka Ladron y hubiera resultado un personaje plano sin más de principio a fin… Pensándolo mejor, dan siempre más juego los personajes con sus frases y expresiones míticas como: “los chuches”, “no es cierto, salvo alguna cosa” y la conocida “a la segunda ya tal”. Mucho más juego.

Las similitudes entre la serie y la realidad, es que el poder emborracha y es muy peligroso. Y si está tan concentrado en un personaje, mucho más. No olvidemos los ultimos episodios de la serie. ¿Quien lo diría en el capitulo primero?

Tantos cargos que se le han caído encima al final. No es bobada; delitos de fraude, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales. Peccata minuta.

CCyjSExWIAAvVq6

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 abril, 2015 en Abstracto, Politica

 

Por ellos

Igual nosotros, no nos lo merecemos ya… Pero hay que hacerlo por ellos.

Cada uno tenemos la responsabilidad activa de vivir. A parte del derecho a vivir, tenemos la obligación de vivir, y vivir bien. Es una obligación que sólo depende de nosotros. Si uno, uno de nosotros, en su objetivo o vida que lleve, se lo trabaja; en lo laboral, en lo social (pareja, amigos, familia), en lo personal*.

Si uno se lo curra todos los días un poquito, lo intenta y tiene dignidad en el fracaso y cerebro en la victoria, no vale hacerlo una temporada, hay que tenerlo actualizado. Si uno hace todo éso es muy probable que cumpla objetivos, ya que toma partida e intenta dirigir su vida de la manera más consecuente. Es una tarea difícil, pero aún no consiguiendo todo lo que nos proponemos, a medio o corto plazo podemos darnos cuenta de que obtenemos frutos. Por otro lado, a parte de la cosecha, está la satisfacción de accionar de manera correcta. Accionar de manera correcta en lo individual puede que a veces nos lleve a tomar decisiones o acciones en las cuales no recogemos directamente o momentáneamente el fin del objetivo. Se llama estrategia, y es fácil de entender. Es sencillo también porque sólo hay que coordinar una persona. Tu mismo y tu mecanismo de empoderamiento. Pero la estrategia social… ¿será tan fácil?

¿Quién, cómo, dónde y por qué se empodera la sociedad? Un país, un pueblo, un estado, una región o un continente entero.

Es más complicado, porque coordinar gente cuesta trabajo, porque democratizar un cambio a mejor, es complicado y es más lento, pero es más justo, mejor y más nutritivo para todos. Pero en parte, estamos en la obligación individual de aportar inteligencia social si queremos vivir en un lugar mejor, si no es para nosotros para ellos, que lo merecen más.

Los partidos políticos nuevos, y añadiría necesarios, no lo harán “per se”. Son una herramienta al servicio de. Por supuesto serán reemplazados por otros nuevos en un futuro también. Por higiene. Pero un partido no cambia una sociedad. Ahí debe entrar nuestra inteligencia y responsabilidad social. Quien la cambia somos cada uno de nosotros. Somos nosotros lo que hemos hecho ésto. El nosotros es la suma de cada individualidad, con todo lo que éso conlleva. Somos responsables y ademas es nuestra obligación.

Nadie lo hará de manera individual ni social por nosotros. Será más difícil, pero es la única manera. Y será difícil, porque, como se ha comprobado, el sistema en el que vivimos está podrido y se han perdido los valores; la base de una cultura. Pero los hemos perdido nosotros y somos, cada uno individualmente, los que debemos recuperarlos. Será difícil por los que se aprovechan de esa riqueza creada por la gran mayoría, con falsos sentimientos de patria, nos enfrentaran para beneficiarse. Porque han comprado las herramientas, en todos los planos, para manipular y seguir, como garrapatas aferradas comiendo del y al sistema. Será difícil porque mucha gente ha perdido la dignidad en la vida, que es la base del bienestar. El que delega éso lo paga muy caro. Será difícil sin dignidad porque no podremos creernos ni sentirnos aptos ni merecedores de una vida buena, con acceso y mejor. Una vida digna, que merezca la pena ser vivida. No nos la van a dar, hay que conquistarla, empezando por uno mismo.

La conquista. La conquista de ser conscientes de nuestra consciencia. La conquista de ser conscientes de nuestros pensamientos y creencias. Porque siendo conscientes de ellos podemos observarlas y cambiarlas y a partir de ahí seleccionar a dónde ir y cómo caminar. De que la vida es un regalo que se gasta rápido. Solo así podremos desmontar las mentiras que nos han grabado a fuego. A través del conocimiento y la educación, que nos reconcilia con nosotros mismos. Mentiras como que para que a nosotros nos vaya bien, les tiene que ir muy bien a los ricos; se ha demostrado que la acumulación de capital hace que hasta el mismísimo sistema capitalista no funcione, cosa lógica y paradójica por otro lado. Mentiras como que el tiempo es oro; el tiempo es vida, y la vida es la madre de todo lo que podemos hacer. Sin vida no aprovechamos el oro, ni la plata. Y mil mentiras más encerradas en mentes oscuras y poco trabajadas. Éso es triste.

No aplaudiendo al hijo de puta, porque ese hijo de puta lo es y consigue sus objetivos gracias al que le baila el agua. Quitando reconocimiento social a quien no lo merece, en todos los planos. Concretando: quitando reconocimiento social a quien actúa de manera egoísta contra el bien común. Sea político, banquero, presidente de comunidad de vecinos, amigo, constructor, obrero o cura. Utilizando herramientas cómo la solidaridad, la empatía, la valentía, la determinación, el conocimiento y el amor (que es lo contrario del miedo). El amor, la parte mas importante por la que una nueva vida nace.

Desmontar y conquistar nuestras creencias, con pensamiento critico y buscar el tan comentado ganar ganar. Será difícil pero hay nutrientes que nos ayudan; solidaridad, compresión, dignidad, esfuerzo. Valores “sine qua non” para vivirnos y compartirnos con calidad, calidez, empatía, felicidad y realidad.

Si no lo hacemos por nosotros, como debería de ser, hagámoslo por ellos. ¿Qué mundo vamos a dejarles? En todos los sentidos… ¿Seremos tan mediocres o tan cobardes? Espero que no. Ése no es mi plan. Aunque sea… por ellos. Debe ser bueno y bonito, pero no es gratis (y no hablo en términos económicos), hay que currárselo.

Dejémosles el mejor escenario, para ese regalo, que es la vida. Por ellos.

IMG-20150306-WA0003

 
Deja un comentario

Publicado por en 8 marzo, 2015 en Abstracto, Amor, Politica

 

Taxiparlante

Ésta conversación es real, es una conversación entre un taxista y un cliente. De finales de Noviembre de 2014, la verdad que me a resultado curiosa y reveladora… no me pilla de sorpresa claro está, pero caricaturiza ese incomprensible aforamiento y sectarismo que se vive en nuestro país, no solo en política. Contrario a una actitud critica real, argumentada sino mas bien estimulada por sentimientos viscerales e irracionales. Pregunto ¿hace falta ser de alguien para buscar el bien común… buscar el ganar-ganar? ¿No es posible tener opinión y acercarte mas o unos o a otros pero, tener tu opinión propia? ¿No necesitaremos más critica real y argumentada con todo ésto?

“Ayer mismo, un votante confeso del Partido Popular me confesó en mi taxi que el único camino cívico a la situación “que se nos viene encima” habría de pasar irreversiblemente por un pacto PP-PSOE, ante lo cual no pude más que responderle:

—¡Caramba! ¿Qué fue entonces de aquel PSOE corrupto que nos llevó a la ruina y hundió España?— dije tirando del argumentario Popular del último lustro.

—Ya, pero es que los de Podemos son peores.

—¿Peores que qué?

—Al menos el PSOE demostró ser fiel a la Constitución.

—¿A qué artículos exactamente? ¿Al Artículo 47 que dice que todo español tiene derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada? ¿Al 128 que dice que toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad estará subordinada al interés general? ¿O al 135 que se cargaron de un plumazo presionados por los grandes inversores?

—Podemos quiere controlar los medios de comunicación, igual que en Venezuela.

—Veamos… ¿quién dirige actualmente la agencia EFE? José Antonio Vera, exdirector de La Razón. ¿Quién dirige los informativos de TVE? Álvarez Gundín, exsubdirector de La Razón. ¿Quién dirige TVE? Sánchez Domínguez, excolumnista de La Razón. Todos ellos, en fin, nombrados sin consenso por el Partido Popular.

—No es lo mismo y, en cualquier caso, si gana Podemos será la hecatombe.

—¿Podría concretar un poco más?

—Yo tengo muchos más años que usted. Sé de lo que hablo. Estos quieren arrasar el país. ¡Mire el Pablo Iglesias ese! ¡Mire qué pintas se gasta!

—Acabáramos. Las pintas de Pablo Iglesias. Haber empezado por ahí.

–Seguro que acaban robando, como todos.

–Presunción de culpabilidad en diferido. Otro argumento de peso, qué duda cabe.

–Cuando le quiten su propia casa, ya lo lamentará.

–¿Se refiere a los bancos?

–No, no. Podemos. Dicen que van a expropiar todas las segundas viviendas.

–¿Pero cuándo y dónde han dicho eso?

–Lo escuché el otro día en 13TV.

–¿Emitieron declaraciones de Pablo Iglesias diciendo eso?

–No, no. Lo dijo un contertulio.

–Mire, déjelo.

–Se nota que es usted de Podemos, ¿eh?

–Yo no soy de nadie, caballero. Cuando ultimen su programa electoral lo leeré, y si me convence, tendrán mi voto. Pero, con independencia de algo tan lógico como es votar unas ideas u otras, no es ni medio normal el linchamiento al que están siendo sometidos. He escuchado auténticas barbaridades sobre ellos que luego han resultado ser falsas, o se han potenciado con la peor de las intenciones. Y esto sólo denota la baja calidad democrática que aún arrastra el país.”

 
Deja un comentario

Publicado por en 19 noviembre, 2014 en Abstracto, Politica

 

Finales

Fin. Aunque digan que no y sigan las piscinas abiertas. Primero de Septiembre. Fin del verano.

Cada vez me parece más claro que la vida son principios, recorridos y finales de cosas. Sobre todo finales. Más que finales, lo que son la lucha contra esos finales de cosas, por desplazarlos o retrasarlos. El proceso que nos ocurre cuando los finales van a llegar y como lo gestionamos, y que pasa cuando llegan. La lucha por alargar esos finales… en el amor, en los sueños, en la salud, en mil cosas. La lucha por combatir esos finales. Pero las reglas siempre se imponen, siempre.

En lo confortable se está muy… como decirlo ¡Confortable! Que alegría encontrar definiciones a las palabras tan rápidamente. Y cuando se está tan bien durante mucho tiempo, se puede olvidar las reglas del juego, que llegan, seguro que llegan. Dejar caer algo en el olvido o no mirarlo no quiere decir que no esté. Pero también se acaba el olvido; todo tiene un final, por si no lo habíamos dicho.

Olvidarlo a veces te juega malas pasadas, pero también a veces te permite descansar. También descansa o aplaza el auto engaño de no querer darse cuenta… de que va a llegar, o de no querer darse cuenta de que ese final ya a llegado y no vivirlo con la naturalidad que merece. O directamente no vivirlo con naturalidad. ¿Que esperabas? No seamos estúpidos.

Para los finales de vida una cita de un desconocido mio “Cuando vives un poco de tiempo, te da tiempo de ver morir a la gente. Ver morir a la gente es muy importante, es muy instructivo. Antes la gente moría en casa y los veían morir, ahora no, ahora es es políticamente incorrecto. Ahora no puedes ver morir a la gente en casa porque eso traumatiza a los niños y esas cosas. Verlos morir y verlos envejecer te enseña muchas cosas. Y una de las cosas es que la gente cambia […], y eso forma parte de la vida. Asumir esa transformación esa decadencia del ser humano como parte de las reglas del juego”.

En las finales se pueden ver héroes, que antes eran cobardes. Se pueden ver iluminados y apagados. Se pueden ver muchas cosas. Se pueden ver cobardes de nacimiento hasta la muerte, muertos en vida. Se puede ver lo mejor y lo peor del ser humano. Y se puede aprender a vivir con la consciencia y la naturalidad de que los finales siempre llegan, dando más sentido a ese “mientras tanto”.

Todo puede acabar rápida brutal y bruscamente. Es importante aprender de los finales. Los hay tristes, amargos, los que te dejan indiferente, y los hay que liberan. Hay ocasos que traen nuevas buenas tras ellos. Finales necesarios, finales obligatorios, finales mortales de necesidad. Finales que se veían y finales que se veían menos. Hay finales que se quedan sueltos y hay finales que son el comienzo de otra historia, de otra cosa. Finales dulces y bonitos. Finales que dejan descansar a unos y a otros. Finales que acaban a palos y rompiendo el palo. Los hay con y sin vaselina. No sabría decir cual es mejor. Cada uno para una ocasión. Seria buen ejercicio aprender a escoger la vaselina en las ocasiones que lo requieran.

Siempre lo digo, que los finales de los veranos son muy parecidos. Al menos así los he vivido yo. Otro día pondré un texto que escribí hace unos años, también al acabar el verano. Esta claro que han cambiado mucho los veranos, las personas y yo mismo, y los últimos han sido muy buenos, salvo excepciones, como todo en la vida. El verano se acabo y llegaran cosas tras él. Ha sido un verano genial. Gracias a la gente que ha compartido esos momentos, van a la mochila, que cada vez suma más bagaje. Son una buena recompensa siempre. El final del verano a sido muy rápido, pero siempre fue así.

Que lleguen buenos finales para todos. Finales de miedo o de miedos…

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 septiembre, 2014 en Abstracto, Vivencias

 

Ojala… se pase el menos mal

A veces pienso que tengo toda la verdad, toda la razón. Soy poseedor del camino iluminado, de la verdad, de lo correcto. Menos mal que me doy cuenta de que no, así, podre seguir tropezando y aprendiendo algo. Que peligro. Ni a ostias. Eso si, no me niego a seguir recibiendo, no quiero morir antes de acabar. No a saltar entre nadeces y pasar el tiempo sin vivirlo.

Menos mal que la fiebre inútil causante de ceguera baja a veces, menos mal. Se toma un descanso. Menos mal que el equilibro natural, me desequilibra por el peso de mis acciones y peor , de mis dejaciones. ¿Nunca me podre arrepentir de ellas? No lo se. Menos mal que hay capacidad de reacción a veces. Aunque sea a tropezones. No me gusta pero me consuelo, me da rabia, pero me debo consolar. Seguir.

Menos mal que todo se acaba, o que todo degenera. No lo se. Que todo empieza que todo crece que todo mejora. No lo se. Menos mal que los despojos me duelen menos cada vez, quiero creer, porque se que es mentira. Me desgarran igual, dando a la vida mierda fresca que me permite soportarlos.

Menos mal que puedo, a pesar de la nausea a veces, obviar a los que tienen un solo libro. Sea cual fuere. Los que se creen poseedores de toda la razón, que como pienso, es lo más peligroso. Y sobre todo menos mal que los puedo adivinar pronto, pese a caminar como pato fuera del agua.

Ojala pudiera decir; menos mal que todo pueblo cambia en valores y cultura. Se hace conocedor del mundo en el que vive. Tiene memoria y contrasta los libros que no entienden de razón sino de información. Ojala. Y pudiera entender al viejo casposo con más dinero que células, sin alma. Y pudiera entender entender al que lo permite desde su lado hasta el piojo que le baila el agua. Incluso hasta el que por falta de dignidad lo vota y lo re votara.

Ojala pudiera entender la mierda que pasa por mi cabeza a veces. O al menos fuera más valiente. Ojala tenga memoria, espero aprenderla a tiempo si puede ser. Ojala calme mis obsesiones, las domine, las trabaje, las descubra, las mate o las alimente. Se que están ahí. Son una cosa más de mi. Intentare jugar con ellas. Aunque sea a la sombra.

 
Deja un comentario

Publicado por en 4 junio, 2014 en Abstracto

 

Toma cartas…

Si quieres resultados distintos, has de tener actitudes distintas y sobre todo acciones distintas, que es lo que revoluciona.

Si vives en el jardín de Alicia, el día que despiertes estas en la ruina. Pero recuerda que si vives ahí es porque tú quieres. Si te manipulan no seas víctima, se activo y no dejes que lo hagan. No asumas. Cada vez que asumes haces al hijo de puta más fuerte. Si hay algo peor que un hijo de puta, es el que le alaga y se junta a él, para sacar una miga miserable. Tiene tanta culpa el hijo de puta que el lameculos oportunista. Pregunta, infórmate, estas en el mundo de la información. Y sobre todo cree, sino aparte de miserable serás gris, aun lleno de plata.

Las grandes civilizaciones no se construyeron alrededor de billetes y ladrillos. Las grandes civilizaciones y los grandes países lo son o lo fueron por sus ideales llevados a cabo, de libertad, convivencia e igualdad. Sostenían unos principios, unas maneras, unas actitudes por encima de los billetes, lo cual paradójicamente crea riqueza de todo tipo, no solo económica. Eso ahora vale lo mismo que las palabras de los políticos sexagenarios de este país… la nada más absoluta. Podridos de todo, mierda entera. Si no hay ideales. La sociedad está huérfana.

Cuando diseñas algo, una herramienta, ha de estar construida para favorecerte y ayudarte en cual sea su objetivo “vital”. Los sistemas que pasan de ser una herramienta útil a ser un cepo en tu pierna, no solo no cumplen este objetivo, sino que van en dirección contraria. Eso es lo que pasa. Es como si queremos utilizar una herramienta de hace 5 siglos. Aquí pasa lo mismo. Está todo tan viciado… Y no es que sea malo del todo el sistema, que haya que acabar con él, pero sí parece que es casi inherente a él las garrapatas, y los perros que lo controlan y dirigen. Esa es la clave.

Cuando alguien tiene un cargo público, ha de representar intereses e ideas y defender terrenos comunes. Es obvio que no ocurre, sino no estaríamos en la mierda que pisamos. Es más sencillo, favorecer a las empresas grandes, aun a costa de legislar en contra de los intereses generales. Compadreo y amigos de negocios. Porque luego la empresa me da asiento tan cómodo como podrido… y así. Desde la ‘élite’, entre comillas claro, de las barbas, las cejas, el bigote, hasta los políticos más bajos, caciques e incultos de cualquier pueblo.

Si están estas pulgas, que dirigen, las cuales se insultan en el parlamento y luego compadrean cuando están en “Palace Hotel”, no es por arte de magia. Lo hemos creado nosotros. Estos perros sarnosos, están ahí, no porque hayan caído del cielo, sino porque los hemos “parido”, alentado o votado. Por lo tanto, digamos que son el resultado de la sociedad. Incluso aun peor, porque nuestra ley electoral ayuda a las mayorías y castiga los silencios y los redirige.

Por lo cual no pidas cambio, o no quieras cambio si vas a dar respaldo a cualquier partido mayoritario, ya sean pepes o pesoes, porque si eso ocurre de nuevo nada cambiara, eso es una certeza. Se dedican a lo mismo, son compañeros repartiendo la carroña. Pescando votos para su beneficio, y solo poniéndose de acuerdo para aprobar leyes que les mejoran económicamente, importándoles un pimiento lo que pase en la vida real. La de todos los mortales. Parece mentira, ojalá me equivoque, pero volverá a ocurrir.

 
Deja un comentario

Publicado por en 22 mayo, 2014 en Abstracto, Politica