RSS

Archivo de la categoría: Amor

Algunos hombres buenos

En esta entrada, los protagonistas son algunos hombres buenos, que se hicieron mejor a ellos mismos y a su entorno. Personas indispensables que la mayoría aun están ahí y son poco escuchadas a menudo. Gente que contribuye a un mundo mejor debe ser estudiada, leída y escuchada más a menudo. Hay muchos, en muchos lugares, pero muchas veces su voz queda sofocada. Os invito a que leáis, escuchéis entrevistas y compartáis a éstos hombres buenos, sus reflexiones y sus acciones. Hay muchos más y era difícil escoger y no hacer una entrada enorme con cada uno así que habrá segunda parte.

ARTURO PEREZ-REVERTE. Reportero de guerra durante 21 años. Lector de historia, escritor y miembro de la Real Academia Española de la lengua. Best Seller en todo el mundo. Gracias a lo que ha viajado, visto y vivido es, bajo mi punto de vista, una de las personas que mejor saben hacer un escáner social casi perfecto de cualquier lugar o cultura, pasada o presente. Con ésa manera casi perfecta para encontrar adjetivos y palabras en cada momento y lugar. Defensor del patriotismo cultural como herramienta para hacer mejor a sus ciudadanos y por tanto a su país. Es un hombre lucido e inteligente, consciente del mundo a menudo crudo que nos rodea, consciente de que la seguridad no existe, consciente de que el desastre siempre estuvo y está ahí. Muy crítico con la españa en la que vivimos, defendiendo la educación y la cultura, en el sentido amplio de la palabra, el conocimiento de la propia memoria, de la historia, los mecanismos sociales, la certeza de quienes somos que hacemos aquí y hacia dónde vamos. Dice Reverte, sin eso “es imposible que un pueblo sea libre y tenemos democracias con pueblos analfabetos que son de baja calidad”. Muy crítico con esta “sociedad estúpida y envilecida que ha olvidado la realidad de la vida, desmontando el sentido común”. Pero si debo elegir alguna frase revertiana, de tantas que hay en sus libros y entrevistas: “Siempre hay un justo en Sodoma” o “Es más peligroso un estúpido que un malvado, el estúpido hace más daño”.  Imprescindible, desde sus novelas, sus artículos y entrevistas para entender lo que pasa y quienes somos.

LUCIO URTUBIA. Un albañil, anarquista español de magnética personalidad. Vasco. Es considerado como un Robín Hood. Finalizando su vida está y aun “cree que este puto mundo se puede mejorar”. Nació en una familia pobre, sin recursos y su padre murió delante de sus ojos porque no tenían el dinero para la medicina. Eso, la pobreza, injusticia etc… le hizo, según dice, perder de manera fácil el respeto hacia un sistema que asfixiaba, de pobreza e injusto. Empezó “expropiando bancos” como él dice, y termino haciendo falsificación de los famosos “Travel Check” del First Nacional City Bank, el mayor banco del mundo. También estuvo a punto de inundar el mundo de dólares, pero El Che (Ministro de finanzas en aquel momento), se echó para atrás. Cuando puso en quiebra al mayor banco del mundo, le pillaron y aun así no le pudieron meter en la cárcel; tuvieron que negociar con él; dinero (entre 50 y 60 millones de francos por las planchas) y su libertad (el banco retiro la mayoría de los cargos). Al poner al mayor banco contra las cuerdas y este detenerle, Lucio demuestra que tiene razón en lo que dice: los bancos están por encima de la justicia ya que tenía que haber acabado en la cárcel durante muchos años por ser un gran falsificador, pero queda libre porque el banco quiere. Ellos son el estado. Según se sabe, trabajaba durante el día para vivir, y por la noche consumaba sus actos revolucionarios, repartiendo el dinero. Un periodista francés escribía en Le Figaro “Lucio no se ha llevado un solo franco a su bolsillo. Lo ha invertido todo en las causas que él consideraba justas”. Defiende el anarquismo, como canal de ideas, ya que, según dice: no hay soluciones perfectas ni finales. Para mi es uno de los hombres buenos con mas agallas, menos teórico que otros pero activo al máximo nivel. A día de hoy, es mayor, pero aun así sigue “haciendo” como dice él. Hay una película-documental sobre su historia, nominada a los goya y varias entrevistas enormemente interesantes.

JOSE LUIS SAMPEDRO. Es una de mis debilidades. Podría estar horas hablando de él, leyéndolo o escuchándolo. Ya muerto, a los 96 años, se dijo que fue en sus últimos años de vida la mente más joven de España. Catedrático, escritor, economista pero sobre todo humanista. Exiliado en Tánger hasta los 13 años. Su calidez y su calidad como persona, el entendimiento de la economía como herramienta al servicio de “la familia humana” hacia que tuviera un discurso muy cercano y coherente, siendo referencia y un placer leerle pero sobre todo verle hablar. He dicho bien, verle hablar. Replanteando al ser humano como lo que es y cómo debemos “hacernos” hasta morir lo que “se es” en ésta vida a la vez que mejores personas. Hablaba del derecho pero sobre todo del deber de vivir, del amor, de la amistad, de la dignidad, de la democracia, y de mil palabras y conceptos más que nos dio esa Europa sabía, que ahora brilla por su ausencia, que trajo al mundo los mejores valores y momentos en la historia del mundo. Gran defensor del 15M y referencia entre jóvenes: “Me habéis dado la alegría antes de morirme”, dijo Sampedro.

JORDI EVOLE. Se dice que tenemos por cada palabra una imagen que se ilustra en el cerebro. Para mí cuando la palabra periodista entre en mi cabeza, la imagen es sin duda la de Jordi Evole. Empezó como “El Follonero” en el programa de Buenafuente, con gags graciosos hasta que se lanzó con el primer “Salvados por la campaña” en 2008, en tono humorístico con un pelín componente periodístico. Poco a poco, el tono de humor pasa a un segundo plano, y el programa va experimentando un tono periodístico muy puro. Entra en todo tipo de temas actuales y de importancia, hablando con profesionales de cada materia, con autores y protagonistas directos. Lleva una manera de mantenerse emocionalmente al margen pero siempre curioso por el entrevistador y su historia, haciendo las preguntas precisas en el momento y manteniendo los silencios magistralmente. Cualquier Salvados es increíblemente bueno, útil e instructivo para entender el funcionamiento de la banca, la política, la construcción, de quien somos y mil etc. más… Premiado en los Onda en varias ocasiones y demás premios… Muchos de los “Hombres Buenos” de este artículo han sido entrevistados por él.

JOSÉ MUJICA. Como J. Anguita, fue y es un ejemplo en vida. Activista comprometido, estuvo en la cárcel por ello. Es un político de Uruguay, donde fue presidente. Defensor de que los políticos deben vivir como la mayoría de sus conciudadanos, lo llevo a cabo y logro transformaciones importantes en su País Una de sus frases más características es: “Las repúblicas vinieron al mundo para suscribir que nadie es más que nadie”. Personaje muy sabio y comprometido con el mundo y su país, defensor también de la vida de una manera sobria. “La cosa más grande que tienes, es que estas vivo. Es un milagro que estés vivo. Hay gente, como Rockefeller, 98 años y sigue acumulando plata… ¿Qué sentido tiene? La felicidad no es una cuestión material, literalmente no es así. ” Éste presidente, dona el 90 % de lo que gana a causas solidarias. Sabe que Europa tiene la pasión de haber sido, y ya no ser. Defensor de un gobierno mundial, para enfrentar esos nuevos problemas, debido al cambio de paradigma indudable del mundo actual. Diferencia especuladores de inversores, algo que se hace poco y creo que es basico. Para mí un una de las mentes más lúcidas, es un placer escucharle en cualquier intervención.

RAFAEL CORREA. Es un político y economista, actual Presidente de la República del Ecuador. Nació en un hogar de clase media en el centro de Guayaquil. Su mandato comenzó tras haber ganado por primera vez las elecciones presidenciales de 2006. La aprobación de una nueva constitución para la construcción de una sociedad soberana, justa y democrática. La priorización de la inversión social con un cambio de un Estado adorador del mercado a un Estado garantista de los derechos humanos y de la naturaleza, el cual tiene sorprendido al mundo con sus logros en infraestructura y educación. Trabajo por un país más libre, restructuro una deuda que según se dijo era ilegal al auditarla. Ha reducido considerablemente la tasa de paro. Conocido aquí en España por sus entrevistas con Ana Pastor, es gran defensor de los pueblos y sus gentes y de la ilegitimidad de las deudas y del sistema financiero especulativo y sus poderes, siendo ejemplo práctico de que se puede conducir un país por otro lugar más próspero para todos.

EDUARDO GALEANO. Otra mente de oro. Nos dejó hace poco, éste periodista y escritor uruguayo, ganador del premio Stig Dagerman, considerado como uno de los más destacados autores de la literatura latinoamericana. Nació en Montevideo en el seno de una familia de clase alta y católica. Lo que para mí más destaca, diría, esa parte de pensador reflexivo o filosófico, dejando grandes frases y conceptos. Defensor del 15M, donde dijo mucho y muy bueno sobre este movimiento que nació en Madrid por 2011. Tiene mil reflexiones y frases pero me quedo con una: “El mundo se divide, sobre todo, entre indignos e indignados, y ya sabrá cada quien de qué lado quiere o puede estar”. Su lado humanista y positivo, siempre en defensa de los derechos y libertades haciendo una gran critica al no-desarrollo humano. Mi primera frase leída de Galeano, referencia a la utopía jamás la olvido: “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar”.

JULIO ANGUITA. Ejemplo vivo, solidario y coherente de lo que predicó y predica. Uno de los mejores discursos políticos que he visto, ha sido de Anguita, del año 1999. Maestro y político, secretario general del PCE y coordinador de IU.  Antes de esto fue alcalde de Córdoba por el PCE y reelegido por mayoría en 1983 pasando a ser conocido como el “Califa Rojo”. Muy crítico con el gobierno socialista y por supuesto con el sistema capitalista actual. Ante todo ha sido y a día de hoy ya jubilado, sigue siendo un gran activista del bien común, de la dignidad, de los derechos, de la vida, siendo irreprochable en hechos. Gran defensor también del 15M.

ENRIC DURAN. Catalán, también conocido como  Robín de los Bancos es un activista español. Muy implicado en iniciativas como la Consulta por la abolición de la deuda externa, el Movimiento de Resistencia Global, la Campaña contra el Banco Mundial… Ha sido promotor de proyectos como la agencia de noticias liberinfo.net,  El 17 de septiembre de 2008 anunció que, como parte de una acción política, estafó cerca de medio millón de euros a diferentes entidades financieras con el objetivo de denunciar, en sus propias palabras, el “depredador sistema capitalista” financiando diferentes movimientos sociales anti-capitalistas.

EMILIO LLEDÓ. Es un filósofo español formado en Alemania, que ha sido profesor en las universidades de Heidelberg, La Laguna, Barcelona y Madrid. Es miembro de la Real Academia Española y también príncipe de Asturias. Hombre potentemente reflexivo sobre la naturaleza humana, la vida, la naturaleza y sus valores. Crítico con el mundo que antepone el dinero como el bien supremo, tachándolo de perdido, proponiendo la memoria como “rescate”, como referencia y aprendizaje. “Lo que el ser humano es, es lo que la educación hace de él”.

JORGE BUCAY. De Buenos Aires, Argentina. Es un sobresaliente representante del psicodrama, además es escritor y un destacado practicante de la terapia Gestalt. Ampliamente reconocido en España y Latinoamérica por medio de sus textos de superación personal y autoayuda.

GERARDO IGLESIAS. Es un minero y político español, secretario general del PCE, ya retirado de la vida pública. Fue un ejemplo de servicio, ya que cuando termino en la vida política, volvió a su trabajo de la mina. Riguroso y responsable con su forma de pensar.

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 junio, 2015 en Amor, Entrevistas, Politica, Reverteando

 

Por ellos

Igual nosotros, no nos lo merecemos ya… Pero hay que hacerlo por ellos.

Cada uno tenemos la responsabilidad activa de vivir. A parte del derecho a vivir, tenemos la obligación de vivir, y vivir bien. Es una obligación que sólo depende de nosotros. Si uno, uno de nosotros, en su objetivo o vida que lleve, se lo trabaja; en lo laboral, en lo social (pareja, amigos, familia), en lo personal*.

Si uno se lo curra todos los días un poquito, lo intenta y tiene dignidad en el fracaso y cerebro en la victoria, no vale hacerlo una temporada, hay que tenerlo actualizado. Si uno hace todo éso es muy probable que cumpla objetivos, ya que toma partida e intenta dirigir su vida de la manera más consecuente. Es una tarea difícil, pero aún no consiguiendo todo lo que nos proponemos, a medio o corto plazo podemos darnos cuenta de que obtenemos frutos. Por otro lado, a parte de la cosecha, está la satisfacción de accionar de manera correcta. Accionar de manera correcta en lo individual puede que a veces nos lleve a tomar decisiones o acciones en las cuales no recogemos directamente o momentáneamente el fin del objetivo. Se llama estrategia, y es fácil de entender. Es sencillo también porque sólo hay que coordinar una persona. Tu mismo y tu mecanismo de empoderamiento. Pero la estrategia social… ¿será tan fácil?

¿Quién, cómo, dónde y por qué se empodera la sociedad? Un país, un pueblo, un estado, una región o un continente entero.

Es más complicado, porque coordinar gente cuesta trabajo, porque democratizar un cambio a mejor, es complicado y es más lento, pero es más justo, mejor y más nutritivo para todos. Pero en parte, estamos en la obligación individual de aportar inteligencia social si queremos vivir en un lugar mejor, si no es para nosotros para ellos, que lo merecen más.

Los partidos políticos nuevos, y añadiría necesarios, no lo harán “per se”. Son una herramienta al servicio de. Por supuesto serán reemplazados por otros nuevos en un futuro también. Por higiene. Pero un partido no cambia una sociedad. Ahí debe entrar nuestra inteligencia y responsabilidad social. Quien la cambia somos cada uno de nosotros. Somos nosotros lo que hemos hecho ésto. El nosotros es la suma de cada individualidad, con todo lo que éso conlleva. Somos responsables y ademas es nuestra obligación.

Nadie lo hará de manera individual ni social por nosotros. Será más difícil, pero es la única manera. Y será difícil, porque, como se ha comprobado, el sistema en el que vivimos está podrido y se han perdido los valores; la base de una cultura. Pero los hemos perdido nosotros y somos, cada uno individualmente, los que debemos recuperarlos. Será difícil por los que se aprovechan de esa riqueza creada por la gran mayoría, con falsos sentimientos de patria, nos enfrentaran para beneficiarse. Porque han comprado las herramientas, en todos los planos, para manipular y seguir, como garrapatas aferradas comiendo del y al sistema. Será difícil porque mucha gente ha perdido la dignidad en la vida, que es la base del bienestar. El que delega éso lo paga muy caro. Será difícil sin dignidad porque no podremos creernos ni sentirnos aptos ni merecedores de una vida buena, con acceso y mejor. Una vida digna, que merezca la pena ser vivida. No nos la van a dar, hay que conquistarla, empezando por uno mismo.

La conquista. La conquista de ser conscientes de nuestra consciencia. La conquista de ser conscientes de nuestros pensamientos y creencias. Porque siendo conscientes de ellos podemos observarlas y cambiarlas y a partir de ahí seleccionar a dónde ir y cómo caminar. De que la vida es un regalo que se gasta rápido. Solo así podremos desmontar las mentiras que nos han grabado a fuego. A través del conocimiento y la educación, que nos reconcilia con nosotros mismos. Mentiras como que para que a nosotros nos vaya bien, les tiene que ir muy bien a los ricos; se ha demostrado que la acumulación de capital hace que hasta el mismísimo sistema capitalista no funcione, cosa lógica y paradójica por otro lado. Mentiras como que el tiempo es oro; el tiempo es vida, y la vida es la madre de todo lo que podemos hacer. Sin vida no aprovechamos el oro, ni la plata. Y mil mentiras más encerradas en mentes oscuras y poco trabajadas. Éso es triste.

No aplaudiendo al hijo de puta, porque ese hijo de puta lo es y consigue sus objetivos gracias al que le baila el agua. Quitando reconocimiento social a quien no lo merece, en todos los planos. Concretando: quitando reconocimiento social a quien actúa de manera egoísta contra el bien común. Sea político, banquero, presidente de comunidad de vecinos, amigo, constructor, obrero o cura. Utilizando herramientas cómo la solidaridad, la empatía, la valentía, la determinación, el conocimiento y el amor (que es lo contrario del miedo). El amor, la parte mas importante por la que una nueva vida nace.

Desmontar y conquistar nuestras creencias, con pensamiento critico y buscar el tan comentado ganar ganar. Será difícil pero hay nutrientes que nos ayudan; solidaridad, compresión, dignidad, esfuerzo. Valores “sine qua non” para vivirnos y compartirnos con calidad, calidez, empatía, felicidad y realidad.

Si no lo hacemos por nosotros, como debería de ser, hagámoslo por ellos. ¿Qué mundo vamos a dejarles? En todos los sentidos… ¿Seremos tan mediocres o tan cobardes? Espero que no. Ése no es mi plan. Aunque sea… por ellos. Debe ser bueno y bonito, pero no es gratis (y no hablo en términos económicos), hay que currárselo.

Dejémosles el mejor escenario, para ese regalo, que es la vida. Por ellos.

IMG-20150306-WA0003

 
Deja un comentario

Publicado por en 8 marzo, 2015 en Abstracto, Amor, Politica

 

San Valentín

14 de febrero. San Valentín. Me acuerdo lo que hacíamos en el instituto, para recaudar dinero para el viaje de fin de curso. Durante los días anteriores a San Valentín, podías encargar a los organizadores comprar una rosa. Podía ser blanca o roja. La blanca era símbolo de amistad y la roja de amor. Lo recuerdo con mucho cariño. Además, las rosas iban acompañadas de una cartita que tu podías escribir. Encima desde el dulce anonimato. Yo recuerdo, recibir y enviar rojas y blancas. Era un día bastante curioso la verdad.

No recuerdo exactamente, cuantos o como he celebrado mis San Valentines pasados. Soy una persona que no sabe en el día que vive, ni cuantos cumple quien. Y no hace falta que sea una fiesta comercial. Es una excusa más para dar rienda suelta a la imaginación, planear cosas o las ganas de hacer historias con una actitud chula… lo que tú quieras. Una excusa más. Cada día hay una excusa. Pero si un día hay una que es la del día del amor. A mí me gusta.

Ojo. Es el día de los que están enamorados. No es el día de la pareja. Que, si usted quiere, también eh. Y aquí cada uno que haga lo que quiera. Pero a mí me gusta este día. Como el día de la Paz, cada uno que lo celebre como quiere (yo me iba a la fiesta de las palomas vestido de blanco a escuchar música). El día del sentimiento puro y verdadero. El día contrario al miedo.

Todo es tan comercial o tan autentico como tú quieras. Yo celebro estar enamorado de la vida, de lo que viene. Y estoy muy enganchado. De mis amigos de verdad. De tener ganas de tantas cosas. De ser como soy y de mejorar un poco cada día. Hoy lo digo, pero intento celebrarlo todos los días.

Por último, un tema que escuchaba cuando estaba enamorado totalmente de la música hace unos diez años. Eso fue otro de mis grandes amores. Nada me volvía más loco, que llegara el fin de semana y a pinchar en la discoteca. Encima se ponía hasta arriba. La gente venía a escuchar música y a pasárselo bien. Toda la semana mezclando, escuchando los temas nuevos que salían… con unas ganas de viernes… Fue la ostia… y como me gustaba este tema. Hacía tiempo que no lo escuchaba. Como me gusta. Turn The Tide.
Feliz viernes, ¡San Valentín, o lo que tú quieras!

 
Deja un comentario

Publicado por en 14 febrero, 2014 en Abstracto, Amor, Música

 

Un té verde… con amor

Un ejercicio interesante éste de escribir. La verdad, me es más fácil leer, pero no siempre me gusta ser pasivo. Por eso un té. Además, verde, como a mí me gusta. Para compartir lo que escribo, pero para muchas cosas más. Me cuesta hacerlo, pero cuando termino me doy cuenta de algunas cosas. No digo más tonterías que las necesarias, siendo esto buena señal. Logro discurrir con cierta habilidad, incluso a veces con cierta lucidez. Me gusta darme cuenta que no se me da mal. Por eso un té verde. Escribir es un ejercicio que me ayuda. A conocerme un poco más, a verbalizar lo que pienso y con ello a ordenarlo. Aunque solo será en párrafos. Por eso un té verde.

Hoy con amor y sus contrarios. Así, para empezar el primer té. Un tema bastante difícil… o bastante fácil. Como todo en la vida, cada uno tiene su versión de los hechos. Y aquí creo que pasa como en la música. Cuantas más versiones escuches, más temas conoces, con mayor conocimiento de causa puedes hablar.

Cómo definimos amor. Como hago habitualmente voy a recurrir a la Wikipedia, en una de sus acepciones: “De manera habitual, y fundamentalmente en Occidente, se interpreta como un sentimiento relacionado con el afecto y el apego, y resultante y productor de una serie de actitudes, emociones y experiencias.” Creo que se adecua bastante al pensamiento general. Una persona que siente amor por otra siente un afecto y un apego, produciendo así actitudes y experiencias, que suponemos positivas. Me parece una definición bastante cerrada. Esto puede ser mucho más amplio.

Veamos otra acepción: “En el contexto filosófico, el amor es una virtud que representa todo el afecto, la bondad y la compasión del ser humano.“. Ésta me gusta más. Es mucho más generalista, y creo que, si la extrapolamos al amor entre personas, es mucho más amplia y tiene muchos más matices. Para restar ya habrá tiempo.

Está más o menos claro, de momento, a nivel general que es. Es un acto altruista y gratuito. El premio es sentirse bien. Aquí hará falta un pelín de inteligencia individual, mirar un poco más lejos de tu nariz, para poder, paradójicamente, respirar mejor. En definitiva, hacer las cosas bien. Es decir, se pueden hacer cosas con amor, sin tener a nadie que hacer el amor delante.

Pero… ¿que no es el amor? Primero, el amor no es el sexo, aunque a veces te confundes. El mecanismo de funcionamiento y las herramientas son las mismas, pero el fondo cambia un poco, cambia lo que no se ve. El amor tampoco es tener una pareja, una pareja son dos personas, y menos una dependencia. Aquí también te puedes confundir. El amor es lo contrario del miedo. Si el miedo gana, se acabó el amor. Por eso el amor es un plato exquisito, pero de digestión pesada. Si no sabes comerlo e interpretarlo de manera adecuada, te atragantas. Corte de digestión. Por eso y porque es tan grande, es fácil caer en la trampa. Porque la cara es muy buena pero la cruz es muy grande también. Nada es gratis, todo tiene doble cara, debes estar dispuesto a pagar el costo. Por eso es de valientes. Valientes, pero con conocimiento de causa.

Y si se acaba. Pues claro que se acaba. Todo se acaba. Aquí tienes dos opciones. Asumir que se acaba, o entrenarlo cada día. En cualquier caso, para no decir eso que tanto asume y te deja bajo de revoluciones: “Nos queremos, nos tenemos cariño.” (No me gusta la actitud: es lo que hay. Si, es lo que hay, pero lucha por lo que quieres que haya). Asumir que se acaba es una tarea digna y difícil, sobre todo si el plato estaba interesante. Asumir y seguir por inercia crea enfermedad. Va en contra de la higiene mental. Entrenarlo es una opción, desde el minuto cero. No es un remedio. Se puede acabar el amor y seguir haciendo las cosas con amor. Aun así, no tengo muy claro en esta segunda opción, en que quedaría, pero por lo menos, si te quedas, que sea porque lo decides cada día. Decidir cada día tu vida es hacerte feliz. Nadie va a proporcionar mejores orgasmos.

Disfruten del amor, créanselo, cómanlo, háganlo, arriba y abajo. Que está muy rico.

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 enero, 2014 en Abstracto, Amor